Asiria

¿Quiénes están conformados por Asiria en la profecía?

Los que hieren con vara (Isa. 30:31)

¿Qué pasa con los hijos de Israel que moran en tierras de Asiria cuando Jehovah trilla desde el río Éufrates hasta el torrente de Egipto?

Cuando Jehovah tille desde el río Éufrates hasta el torrente de Egipto los hijos de Israel serán reunidos uno a uno. Acontecerá en aquel día que se tocará con gran trompeta, y vendrán los que habían sido esparcidos en la tierra de Asiria, y los que habían sido desterrados a Egipto, y adorarán a Jehovah en el monte santo, en Jerusalén. (Isa. 27:12-13)

¿Lo que Jehovah hace con asiria,… ®es la mano extendida sobre todas las naciones y el consejo que está acordado sobre toda la tierra,…?

24Jehová de los ejércitos juró diciendo: Ciertamente se hará de la manera que lo he pensado, y será confirmado como lo he determinado; 25que quebrantaré al asirio en mi tierra, y en mis montes lo hollaré; y su yugo será apartado de ellos, y su carga será quitada de su hombro. 26Este es el consejo  que está acordado sobre toda la tierra, y esta, la mano extendida sobre todas las naciones. 27Porque Jehová de los ejércitos lo ha determinado, ¿y quién lo impedirá? Y su mano extendida, ¿quién la hará retroceder?” (Isa. 14:24-27)

¿Qué le aconteció a Asiria en la antigüedad por querer entrar en el monte de Sion con violencia,… y la misma surte le acontecer a los pueblos que quieran entrar a esta ciudad con violencia,… por qué el consejo que se le dio a Asiria es dado a toda la tierra,…?

21Entonces Isaías hijo de Amoz envió a decir a Ezequías: Así ha dicho Jehová Dios de Israel: Acerca de lo que me rogaste sobre Senaquerib rey de Asiria [Que representa a todas las naciones a la cual Jehovah extiende su mano], 22estas son las palabras que Jehová habló contra él: La virgen hija de Sion te menosprecia, te escarnece; detrás de ti mueve su cabeza la hija de Jerusalén. 23¿A quién vituperaste, y a quién blasfemaste? ¿Contra quién has alzado tu voz, y levantado tus ojos en alto? Contra el Santo de Israel. 24Por mano de tus siervos has vituperado al Señor, y dijiste: Con la multitud de mis carros subiré a las alturas de los montes, a las laderas del Líbano; cortaré sus altos cedros, sus cipreses escogidos; llegaré hasta sus más elevadas cumbres, al bosque de sus feraces campos. 25Yo cavé, y bebí las aguas, y con las pisadas de mis pies secaré todos los ríos de Egipto. 26¿No has oído decir que desde tiempos antiguos yo lo hice, que desde los días de la antigüedad lo tengo ideado? Y ahora lo he hecho venir, y tú serás para reducir las ciudades fortificadas a montones de escombros. 27Sus moradores fueron de corto poder; fueron acobardados y confusos, fueron como hierba del campo y hortaliza verde, como heno de los terrados, que antes de sazón se seca. 28He conocido tu condición, tu salida y tu entrada, y tu furor contra mí. 29Porque contra mí te airaste, y tu arrogancia ha subido a mis oídos; pondré, pues, mi garfio en tu nariz, y mi freno en tus labios, y te haré volver por el camino por donde viniste. 30Y esto te será por señal: Comeréis este año lo que nace de suyo, y el año segundo lo que nace de suyo; y el año tercero sembraréis y segaréis, y plantaréis viñas, y comeréis su fruto. 31Y lo que hubiere quedado de la casa de Judá y lo que hubiere escapado, volverá a echar raíz abajo, y dará fruto arriba. 32Porque de Jerusalén saldrá un remanente, y del monte de Sion los que se salven. El celo de Jehová de los ejércitos hará esto. 33Por tanto, así dice Jehová acerca del rey de Asiria: No entrará en esta ciudad, ni arrojará saeta en ella; no vendrá delante de ella con escudo, ni levantará contra ella baluarte. 34Por el camino que vino, volverá, y no entrará en esta ciudad, dice Jehová. 35Porque yo ampararé a esta ciudad para salvarla, por amor de mí mismo, y por amor de David mi siervo. 36Y salió el ángel de Jehová y mató a ciento ochenta y cinco mil en el campamento de los asirios [Que representa a todas las naciones a la cual Jehovah extiende su mano]; y cuando se levantaron por la mañana, he aquí que todo era cuerpos de muertos.” (Isa. 37:21-36)

¿Llega el día en que Jehovah Silva a la mosca que está en el fin de los ríos de Egipto,… y raerá con navaja alquilada, con los que habitan al otro lado del río, esto es, con el rey de Asiría,… en aquel tiempo en el lugar donde habían mil vides,... son por espinos y cardos,… porque toda la tierra será espinos y cardos,...?

18Y acontecerá que aquel día silbará Jehová a la mosca  que está en el fin de los ríos de Egipto [En medio de los ríos de Egipto yace el gran Dragón Eze. 29:3], y a la abeja [Significa en hebreo Débora. “Débora, fue profetisa, y mujer de Lapidot; y acostumbraba sentarse bajo la palmera de Débora, entre Ramá, La ciudad fortificada de Tiro” (Jueces 19:29) y Bet-el, la Casa de Dios (Gén. 28:19), en el monte de Efraín, Que significa: fructífero (Gén. 41:52); Y los hijos de Israel subían a ella a juicio.” (Jueces 4:4)]  Que está en la tierra de Asiría [Simboliza en la profecía a todas las naciones, a las cuales Jehovah extiende su mano. Isa. 14:24-27] 19y vendrán y acamparán todos en los valles desiertos [Personas que no tienen el Espíritu de Dios son un desierto (Isa. 7:15) También Asiria fue fundada por Jehovah para los moradores del desierto (Isa. 23:13)], y en las cavernas de las piedras [Son torres y fortalezas que se convierten en cuevas para siempre, donde descansan asnos y bueyes, que pueden representar en la profecía a los descendientes de Isacar y los que buscan a Jehovah (Gén. 49:14, Isa. 32:14, Isa. 65:10)], y en todos los zarzales, y en todas las matas. 20En aquel día el Señor raerá con navaja alquilada, con los que habitan al otro lado del río, esto es, con el rey de Asiría, cabeza y pelo de los pies, y aun la barba también quitará. 21Acontecerá en aquel tiempo, que criará un hombre una vaca [la vaca representa a los que buscan a Jehovah. Isa. 65:10] y dos ovejas; 22y a causa de la abundancia de leche que darán, comerá mantequilla; ciertamente mantequilla y miel comerá el que quede en medio de la tierra. 23Acontecerá también en aquel tiempo, que el lugar donde había mil vides que valían mil siclos de plata, será para espinos y cardos. 24Con saetas y arco irán allá, porque toda la tierra será espinos y cardos. 25Y a todos los montes que se cavaban con azada, no llegarán allá por el temor de los espinos y de los cardos, sino que serán para pasto de bueyes [Conoce a su dueño. Isa. 1:3] Y para ser hollados de los ganados.” (Isa. 7:17-25) Observe en su vida si cuando hace algo malo aparece una mosca,  y cuando aumenta la profecía,… aparece una abeja.

® ¿El fruto de la soberbia del rey de Asiría,… es castigado después de que el Señor acaba toda su obra en el monte de Sion y en Jerusalén?

12Pero acontecerá que después que el Señor haya acabado toda su obra en el monte de Sion y en Jerusalén, castigará el fruto de la soberbia del corazón del rey de Asiria, y la gloria de la altivez de sus ojos.” (Isa. 10:12)

¿Cuándo more el lobo con el cordero,… habrá camino para el remanente de su pueblo, el que quedo de Asiria,…?

 6Morará el lobo con el cordero, y el leopardo con el cabrito se acostará; el becerro y el león y la bestia doméstica andarán juntos, y un niño los pastoreará. 7La vaca y la osa pacerán, sus crías se echarán juntas; y el león como el buey comerá paja. 8Y el niño de pecho jugará sobre la cueva del áspid, y el recién destetado extenderá su mano sobre la caverna de la víbora. 9No harán mal ni dañarán en todo mi santo monte; porque la tierra será llena del conocimiento de Jehová, como las aguas cubren el mar, 10Acontecerá en aquel tiempo que la raíz de Isaí, la cual estará puesta por pendón a los pueblos, será buscada por las gentes; y su habitación será gloriosa. 11Asimismo acontecerá en aquel tiempo, que Jehová alzará otra vez su mano para recobrar el remanente de su pueblo que aún quede en Asiria, Egipto, Patros, Etiopía, Elam, Sinar y Hamat, y en las costas del mar. 12Y levantará pendón a las naciones, y juntará los desterrados de Israel, y reunirá los esparcidos de Judá de los cuatro confines de la tierra. 13Y se disipará la envidia de Efraín, y los enemigos de Judá serán destruidos. Efraín no tendrá envidia de Judá, ni Judá afligirá a Efraín; 14sino que volarán sobre los hombros de los filisteos al occidente, saquearán también a los de oriente; Edom y Moab les servirán, y los hijos de Amón los obedecerán. 15Y secará Jehová la lengua del mar de Egipto; y levantará su mano con el poder de su espíritu sobre el río, y lo herirá en sus siete brazos, y hará que pasen por él con sandalias. 16Y habrá camino para el remanente de su pueblo, el que quedó de Asiria, de la manera que lo hubo para Israel el día que subió de la tierra de Egipto.” (Isa. 11:6-16)