Truenos

 

¿Qué tienes los truenos?

 

26Cuando él dio ley a la lluvia, Y camino al relámpago de los truenos,” (Job. 28:26; Job. 38:25)

 

¿Qué declara el trueno?

 

22He aquí que Dios es excelso en su poder; ¿Qué enseñador semejante a él?,… 33El trueno declara su indignación, Y la tempestad proclama su ira contra la iniquidad.” (Job. 36:22-33)

 

¿Cuando Juan ve las cosas que van a suceder después de las siete iglesias,… se le muestra un trono,… y del trono salían relámpagos y truenos y voces?

 

1Después de esto miré, y he aquí una puerta abierta en el cielo; y la primera voz que oí, como de trompeta, hablando conmigo, dijo: Sube acá, y yo te mostraré las cosas que sucederán después de estas. 2Y al instante yo estaba en el Espíritu; y he aquí, un trono establecido en el cielo, y en el trono, uno sentado. 3Y el aspecto del que estaba sentado era semejante a piedra de jaspe y de cornalina; y había alrededor del trono un arco iris, semejante en aspecto a la esmeralda. 4Y alrededor del trono había veinticuatro tronos; y vi sentados en los tronos a veinticuatro ancianos, vestidos de ropas blancas, con coronas de oro en sus cabezas. 5Y del trono salían relámpagos y truenos y voces; y delante del trono ardían siete lámparas de fuego, las cuales son los siete espíritus de Dios.” (Apoc. 4:1-5)

 

¿En el séptimo sello,… cuando el ángel toma el incensario y lo llena de fuego del altar y lo arroja a la tierra se produce truenos, voces, relámpagos y un terremoto?

 

1Cuando abrió el séptimo sello, se hizo silencio en el cielo como por media hora. 2Y vi a los siete ángeles que estaban en pie ante Dios; y se les dieron siete trompetas. 3Otro ángel vino entonces y se paró ante el altar, con un incensario de oro; y se le dio mucho incienso para añadirlo a las oraciones de todos los santos, sobre el altar de oro que estaba delante del trono. 4Y de la mano del ángel subió a la presencia de Dios el humo del incienso con las oraciones de los santos. 5Y el ángel tomó el incensario, y lo llenó del fuego del altar, y lo arrojó a la tierra; y hubo truenos, y voces, y relámpagos, y un terremoto.” (Apoc. 8:1-5)

 

¿Cuando un ángel fuerte, envuelto en una nube, con el arco iris sobre su cabeza,… y clama como ruge un león,… siete truenos emiten sus voces,… y son selladas las cosas que emiten los truenos?

 

1Vi descender del cielo a otro ángel fuerte, envuelto en una nube, con el arco iris sobre su cabeza; y su rostro era como el sol, y sus pies como columnas de fuego. 2Tenía en su mano un librito abierto; y puso su pie derecho sobre el mar, y el izquierdo sobre la tierra; 3y clamó a gran voz, como ruge un león; y cuando hubo clamado, siete truenos emitieron sus voces. 4Cuando los siete truenos hubieron emitido sus voces, yo iba a escribir; pero oí una voz del cielo que me decía: Sella las cosas que los siete truenos han dicho, y no las escribas. 5Y el ángel que vi en pie sobre el mar y sobre la tierra, levantó su mano al cielo, 6y juró por el que vive por los siglos de los siglos, que creó el cielo y las cosas que están en él, y la tierra y las cosas que están en ella, y el mar y las cosas que están en él, que el tiempo no sería más, 7sino que en los días de la voz del séptimo ángel, cuando él comience a tocar la trompeta, el misterio de Dios se consumará, como él lo anunció a sus siervos los profetas.” (Apoc. 10:1-7)

 

¿Cuando el cordero esta en pie sobre el monte de Sion,… y con el ciento cuarenta y cuatro mil,… Juan oye una voz del cielo,… como estruendo de muchas aguas, y como sonido de un gran trueno,… y la voz que oye era como de arpistas que tocaban sus arpas cantando un cántico nuevo,… y solo los ciento cuarenta y cuatro mil podían aprender este cántico,…?

 

1Después miré, y he aquí el Cordero estaba en pie sobre el monte de Sion, y con él ciento cuarenta y cuatro mil, que tenían el nombre de él y el de su Padre escrito en la frente. 2Y oí una voz del cielo como estruendo de muchas aguas, y como sonido de un gran trueno; y la voz que oí era como de arpistas que tocaban sus arpas. 3Y cantaban un cántico nuevo delante del trono, y delante de los cuatro seres vivientes, y de los ancianos; y nadie podía aprender el cántico sino aquellos ciento cuarenta y cuatro mil que fueron redimidos de entre los de la tierra. 4Estos son los que no se contaminaron con mujeres, pues son vírgenes. Estos son los que siguen al Cordero por dondequiera que va. Estos fueron redimidos de entre los hombres como primicias para Dios y para el Cordero; 5y en sus bocas no fue hallada mentira, pues son sin mancha delante del trono de Dios.” (Apoc. 14:1-5)

 

¿Cuando el séptimo ángel toca la trompeta,… se oye voces en el cielo diciendo que los reinos del mundo han venido a ser de nuestro Señor, y de su Cristo… ya que se airaron las naciones y su ira ha venido, porque es tiempo de juzgar a los muertos, y de dar el galardón a tus siervos los profetas,… y de destruir a los que destruyen la tierra,… entonces el templo de Dios fue abierto en el cielo,… y hubo relámpagos, voces, truenos, un terremoto y grande granizo?

 

15El séptimo ángel tocó la trompeta, y hubo grandes voces en el cielo, que decían: Los reinos del mundo han venido a ser de nuestro Señor y de su Cristo; y él reinará por los siglos de los siglos. 16Y los veinticuatro ancianos que estaban sentados delante de Dios en sus tronos, se postraron sobre sus rostros, y adoraron a Dios, 17diciendo: Te damos gracias, Señor Dios Todopoderoso, el que eres y que eras y que has de venir, porque has tomado tu gran poder, y has reinado. 18Y se airaron las naciones, y tu ira ha venido, y el tiempo de juzgar a los muertos, y de dar el galardón a tus siervos los profetas, a los santos, y a los que temen tu nombre, a los pequeños y a los grandes, y de destruir a los que destruyen la tierra. 19Y el templo de Dios fue abierto en el cielo, y el arca de su pacto se veía en el templo. Y hubo relámpagos, voces, truenos, un terremoto y grande granizo.” (Apoc. 11:15-19)

 

¿Cuando el séptimo ángel derrama su copa por el aire, y sale una voz del templo de cielo, diciendo: Hecho esta,… se produce  relámpagos y voces y truenos, y un gran temblor de tierra,…?

 

17El séptimo ángel derramó su copa por el aire; y salió una gran voz del templo del cielo, del trono, diciendo: Hecho está. 18Entonces hubo relámpagos y voces y truenos, y un gran temblor de tierra, un terremoto tan grande, cual no lo hubo jamás desde que los hombres han estado sobre la tierra. 19Y la gran ciudad fue dividida en tres partes, y las ciudades de las naciones cayeron; y la gran Babilonia vino en memoria delante de Dios, para darle el cáliz del vino del ardor de su ira. 20Y toda isla huyó, y los montes no fueron hallados. 21Y cayó del cielo sobre los hombres un enorme granizo como del peso de un talento; y los hombres blasfemaron contra Dios por la plaga del granizo; porque su plaga fue sobremanera grande.” (Apoc. 16:17-21)

 

            Document made with Nvu