Los Misterios de la nueva Jerusalén

 

Versión 3.5.1

 

Introducción 

 

A continuación vamos a ver algo referente a los misterios que encierra la Nueva Jerusalén, Hay muchos misterios que ENCIERRA la nueva Jerusalén,… pero como veremos no todos las personas que han existido en el mundo COMPRENDEN todos los misterios referentes a la nueva Jerusalén.

 

Pero tristemente, lo peor de todo como veremos más adelante, es que la mayoría de personas que han existido en este mundo ni siquiera verán tal como es ni por fuera, peor lo verán como es por dentro la nueva Jerusalén, ya que como veremos, los que vean la nueva Jerusalén tal como es; ya sea por fuera o por dentro tienen que cumplir ciertas características especiales para verla.

 

Misterio que encierra la nueva Jerusalén

 

Bases en que se fundamente esta primera Misterio:

 

Antes de ver, porque todas las personas no verán la nueva Jerusalén tal como es,… es conveniente indicar que para entender estos misterios referente a la nueva Jerusalén, se necesitan tener BASES: Una de las bases para comprender estos misterios o las profecías, es que lo que sabemos de estos misterios fue dado en visiones, y las visiones tiene que ser analizada en el TIEMPO,… y respetando que fueron escritas en PARÁBOLAS como lo encontramos en Oseas 12:10,… pero, ¿Cuál es el objetivo de escribir en parábolas las profecías? El objetivo es doble, lo primero es que ninguno de los impíos entienda las profecias, y la otra es que los entendidos que vayan escudriñando vayan cada vez más limpiándose y  purificándose,… veamos:

 

10Muchos serán limpios, y emblanquecidos y purificadoslos impíos procederán impíamente, y NINGUNO DE LOS IMPÍOS ENTENDERÁ, pero los entendidos comprenderán.” (Dan. 12:10)

 

Esta cita, nos da a entender que la profecía que escribió Daniel y otras que encontramos en las Sagradas Escrituras; tienes que estudiarse no como leer una historia o novela,… sino que se tiene que estudiar varias veces y analizarle hasta que la profecía que leemos se aplique en nuestra vida. Es decir, se cumpla el propósito de la profecía que es limpiarnos, emblanquecernos y purificarnos,….

 

Recordemos también lo que dice el rey Salomón respecto a esto:

 

18Mas la senda de los justos es como la luz de la aurora, Que va en aumento hasta que el día es perfecto.” (Prov. 4:18)

 

La profecía de la nueva Jerusalén no escapa de estas realidades de ser escrita para el tiempo y en parabolas, ya que Juan como podemos ver es llevado en visión a ver la Jerusalén,... esto podemos ver en la siguiente cita de Apocalipsis 21:10-11,…

 

10Y me llevó en el Espíritu a un monte grande y alto, y me mostró la gran ciudad santa de Jerusalén, que descendía del cielo, de Dios, 11teniendo la gloria de Dios. Y su fulgor era semejante al de una piedra preciosísima, como piedra de jaspe, diáfana como el cristal.” (Apoc. 21:10-11)

 

Como ejemplo de lo que acabamos de decir meditemos un poco sobre la frase: “ME LLEVO EN EL ESPIRITU” que encontramos en estos versículos, transportándonos al pasado, y posteriormente aplicándola al futuro. Imagínense aquí Juan se está pasando a lo que podemos decir a una cuarta dimensión que le llamaremos visión y ve algo que va a pasar: en un futuro cercano o muy lejano para él. 

 

Estos versículos de apocalipsis no lo explican en que tiempo será la realidad de esta profecía, pero lo que estamos seguros que un día cercano o lejano a nosotros se cumplirá. Decimos esto porque recordemos que jamás la palabra de Dios a él retorna vacía, ya que escrito esta:

 

10Porque como desciende de los cielos la lluvia y la nieve, y no vuelve allá, sino que riega la tierra, y la hace germinar y producir, y da semilla al que siembra, y pan al que come, 11así será mi palabra que sale de mi boca; no volverá a mí vacía, sino que hará lo que yo quiero, y será prosperada en aquello para que la envié.” (Isa. 55:10-11)

 

Otras cosas que veremos más adelante entre otras muchas, es porque Juan pudo ver desde un monte alto la ciudad santa de Jerusalén, con la gloria de Dios, y semejante a una piedra de Jaspe.

 

Comenzando a ver los misterios de la nueva Jerusalén, anteriormente dijimos, que no todos los seres humanos llegan a ver la nueva Jerusalén tal como es, para ver si esto es cierto o no, contestemos la siguiente pregunta:

 

¿Todos los seres humanos llegan a ver la nueva Jerusalén tal como es y como lo vio Juan,…?

 

Respecto a esta pregunta, hemos encontrado en las Sagradas Escrituras que, hay dos formas en que se puede ver la nueva Jerusalén, veamos:

 

La primera forma de ver a la nueva Jerusalén podemos encontrarle en las siguientes citas, comencemos viendo lo que nos dice Juan 3:3:

 

3Respondió Jesús y le dijo: De cierto, de cierto te digo, que el que no naciere de nuevo, no puede ver el reino de Dios.” (Juan 3:3)

 

Primeramente al leer este versículo, hay que darse cuenta que en este versículo utiliza la palabra: "DE CIERTO“, dos veces: es decir que esto es verdadero, y que no puedes omitir en nuestras vidas, ya que es algo muy importante si quieres ver el reino de Dios,…

 

Ahora, viene la pregunta del millón ¿Todos los hombres que han existido ya han nacido de nuevo para poder ver el reino de los cielos,...? Es triste contestas esta pregunta con un NO rotundo, ya que el nacer de nuevo implica lo siguiente que encontramos en la siguiente cita de Juan 3:5:

 

5Respondió Jesús: De cierto, de cierto te digo, que el que no naciere de agua y del Espíritu, no puede entrar en el reino de Dios.” (Juan 3:5)

 

Una de las cosas que pasa desapercibido por muchos: es que el reino de los cielos, no podemos entrar en el cuerpo que hoy tenemos, tiene que haber cambios; cómo podemos ver en 1Corintios 15:50:

 

50Pero esto digo, hermanos: que la carne y la sangre no pueden heredar el reino de Dios, ni la corrupción hereda la incorrupción.” (1Cor.  15:50)

 

En los versículos de Juan 3:3-5, vimos que es sumamente necesario para entrar en el reino de los cielos tener un Espíritu, ahora surgieron la pregunta:

 

¿Cuál es el espíritu que se requiere para entrar a ver el reino de Dios,…?

 

Comencemos  contestando esta pregunta estudiando, Mateo 5:3 que nos dice lo siguiente,…

 

3Bienaventurados los pobres en espíritu, porque de ellos es el reino de los cielos.” (Mat. 5:3)

 

Esta cita aparentemente pareciera que está contradiciendo lo que venimos diciendo en Juan 3:3-5 donde dice que para ver el reino de los cielos se necesita nacer de Espíritu,…

 

Pero, afortunadamente en romanos 8:9-17 nos aclara esto diciendo que el espíritu que se requiere para ser herederos del reino no es el nuestro,… sino es el Espíritu de Cristo, veamos:

 

9Mas vosotros no vivís según la carne, sino según el Espíritu, si es que el Espíritu de Dios mora en vosotros. Y si alguno no tiene el Espíritu de Cristo, no es de él,… 14Porque todos los que son guiados por el Espíritu de Dios, éstos son hijos de Dios,… 16El Espíritu mismo da testimonio a nuestro espíritu, de que somos hijos de Dios. 17Y si hijos, también herederos; herederos de Dios y coherederos con Cristo, si es que padecemos juntamente con él, para que juntamente con él seamos glorificados.” (Rom. 8:9-17)

 

Ahora bien, En Apocalipsis 21:19, encontramos que la nueva Jerusalén se encuentra adornada de toda piedra preciosa,… una de las características de una piedra preciosa especialmente las más preciosas como el diamantes es que mientras más preciosa son; dejan pasar la luz que reciben en una forma perfecta,… al comparar esto con lo que nos dice Romanos 8:9-17, que las personas que entraran en el reino de los cielos son los que reflejen el Espíritu de Cristo. Viene la pregunta ¿A quién estas reflejando hoy, cuando nadie te está viendo,…? Recuerda, que si no reflejas a Cristo, entonces puedes estas reflejando a Babilonia,… y esta dejo de existir porque su pecado era: Pensar que cuando practicaba la maldad nadie le estaba viendo, leámoslo:

 

10Porque te confiaste en tu maldad, diciendo: Nadie me ve. Tu sabiduría y tú misma ciencia te engañaron, y dijiste en tu corazón: Yo, y nadie más. 11Vendrá, pues, sobre ti mal, cuyo nacimiento no sabrás; caerá sobre ti quebrantamiento, el cual no podrás remediar; y destrucción que no sepas vendrá de repente sobre ti.” (Isa. 47:10-11)

 

No crees que es tiempo, de reflejar a Cristo,… ten cuidado que este versículo no se aplique a tu vida:

 

20Pasó la siega, terminó el verano, y nosotros no hemos sido salvos.” (Jer. 8:20)

 

¿Cómo no tenemos que ver el reino de los cielos,…?

 

Continuando viendo con las formas de ver a la nueva Jerusalén, la Segunda forma de ver a la nueva Jerusalén, está la podemos encontrarle en las Sagradas Escrituras en Ezequiel 38 en especial, Ezequiel 38:7-12, donde encontramos como Gog y sus tropas, y muchas naciones que le acompañan,… van a los montes de Israel y ven a los que han nacido de nuevo viviendo al final de los días, viviendo en la nueva Jerusalén, veámoslo:

 

7Prepárate y apercíbete, tú y toda tu multitud que se ha reunido a ti, y sé tú su guarda. De aquí a muchos días serás visitado; al cabo de años vendrás a la tierra salvada de la espada, recogida de muchos pueblos, a los montes de Israel [o los caminos de Israel, ya que Jehovah convierte todos sus montes en caminos. (Isa. 49:8-11)], Que siempre fueron una desolación; mas fue sacada de las naciones, y todos ellos morarán confiadamente. 9Subirás tú, y vendrás como tempestad; como nublado para cubrir la tierra serás tú y todas tus tropas, y muchos pueblos contigo. 10Así ha dicho Jehová el Señor: En aquel día subirán palabras en tu corazón, y concebirás mal pensamiento, 11y dirás: Subiré contra una tierra indefensa, iré contra gentes tranquilas que habitan confiadamente; todas ellas habitan sin muros, y no tienen cerrojos ni puertas; 12para arrebatar despojos y para tomar botín, para poner tus manos sobre las tierras desiertas ya pobladas, y sobre el pueblo recogido de entre las naciones, que se hace de ganado y posesiones, que mora en la parte central de la tierra.(Eze. 38:7-12)

 

Al Observar algunas de los eventos finales que nos anuncia este pasaje y si leemos, esta Cita, desde Ezequiel 38:1 vemos que está haciendo referencia a lo que pasa en la batalla final entre Dios y sus enemigos comandadas por Gog, acompañadas de muchas tropas y naciones al cabo de los años es decir al fin de los días.

 

Otra de las cosa que podemos notar en el versículo 8 de esta cita, es que Gog va a los montes de Israel, lo mismo que el apóstol Juan; estos montes de Israel, que siempre fueron una desolación; pero han sido sacados de las naciones, y todos ellos morarán confiadamente,… más Gog no lo sabe, como podemos ver a continuación:

 

14Por tanto, profetiza, hijo de hombre, y di a Gog: Así ha dicho Jehová el Señor: En aquel tiempo, cuando mi pueblo Israel habite con seguridad, ¿no lo sabrás ? 15Vendrás de tu lugar, de las regiones del norte, tú y muchos pueblos contigo, todos ellos a caballo, gran multitud y poderoso ejército, 16y subirás contra mi pueblo Israel como nublado para cubrir la tierra; será al cabo de los días; y te traeré sobre mi tierra, para que las naciones me conozcan, cuando sea santificado en ti, oh Gog, delante de sus ojos.” (Eze. 38:14-16)

 

Como tercera cosa que podemos observar que Gog, sus tropas y las naciones que le acompañan… quiere subir a los montes de Israel y a los que viven en ellos, con mal pensamiento, a esta tierra salvada de la espada, recogida de muchos pueblos, para arrebatar botín,… que aparentemente viendo con ojos humanos no convertidos de Gog, y de sus tropas,… los ven a los que han sido escapados de la espada que moran en los montes de Dios, todos ellos sin muros, sin cerrojos, ni puertas,… para arrebatar despojos y para tomar botín, para poner sus manos sobre las tierras desiertas ya pobladas, y sobre el pueblo recogido de entre las naciones.

 

En resumen, lo que mira Gog, y sus tropas,… es como viven TODOS los nacidos de nuevo en el fin de los días, en la parte central de la tierra, es decir en la nueva Jerusalén… estos viven confiadamente en su morada que el ojo humano no convertido a Cristo no puede ver; y tan solo ve a personas que viven sin muros, ni puertas, que se hacen de posesiones,…

 

En esta cita surge algo curioso, mientras Apocalipsis 21 en especial Apocalipsis 21:12 leámoslo que la nueva Jerusalén tiene muros y puertas, leámoslo:

 

12Tenía un muro grande y alto con doce puertas; y en las puertas, doce ángeles, y nombres inscritos, que son los de las doce tribus de los hijos de Israel;” (Apoc. 21:12)

 

Como podemos ver este versículo nos relata que la nueva Jerusalén es una ciudad amurallada que tiene 12 puertas, pero aquí en Ezequiel 38, se ve que los salvados viven físicamente con una ciudad sin muros, ¿A qué se debe esta diferencia,…?

 

Lo anterior nos lleva a la siguiente pregunta:

 

¿Tiene la nueva Jerusalén muros que pueden ser vistos por el ojo humano no arrepentido y convertido,…? y si no tiene ¿Por qué Apocalipsis habla de la nueva Jerusalén tiene muros,…?

 

Veamos la siguiente cita donde nos aclara que nueva Jerusalén, donde habitan los ángeles y los salvados; no tiene muro físicamente,…  sino que muro de fuego es Jehovah alrededor de Jerusalén. Es decir, que el capítulo de Apocalipsis cuando habla de muros está hablando de cómo es Jehovah por muro de fuego en derredor Jerusalén. Leámoslos,…

 

1Alcé después mis ojos y miré, y he aquí un varón que tenía en su mano un cordel de medir. 2Y le dije: ¿A dónde vas? Y él me respondió: A medir a Jerusalén, para ver cuánta es su anchura, y cuánta su longitud. 3Y he aquí, salía aquel ángel que hablaba conmigo, y otro ángel le salió al encuentro, 4y le dijo: Corre, habla a este joven, diciendo: Sin muros será habitada Jerusalén, a causa de la multitud de hombres y de ganado en medio de ella. 5Yo seré para ella, dice Jehová, muro de fuego en derredor, y para gloria estaré en medio de ella.” (Zac. 2:1-5)

 

Aquí vienen las preguntas del millón: ¿En qué grupo nos encontráramos en aquel tiempo que se cumplan estas profecías,...? ¿Estaremos viendo a Jerusalén como lo ve Gog, sus tropas y las naciones no convertidas… o viendo tal como es por dentro realmente en el grupo de los que han nacido de nuevo y tienen por muro de fuego a Jehovah,…?

 

El profeta Isaías, no se quedó atrás y comenta respecto a esto lo siguiente:

 

“En aquel día cantarán este cántico en tierra de Judá: Fuerte ciudad tenemos; salvación puso Dios por muros y antemuro. Abrid las puertas, y entrará la gente justa, guardadora de verdades. Tú guardarás en completa paz a aquel cuyo pensamiento en ti persevera; porque en ti ha confiado. Confiad en Jehová perpetuamente, porque en Jehová el Señor está la fortaleza de los siglos. Porque derribó a los que moraban en lugar sublime; humilló a la ciudad exaltada, la humilló hasta la tierra, la derribó hasta el polvo. La hollará pie, los pies del afligido, los pasos de los menesterosos.” (Isa. 26:1-6)

 

Observe, en esta cita, que Jehovah es fortaleza de los siglos, es decir por la eternidad a los que son guardadores de verdades.

 

Pregunto, ¿Qué es para ti por fortaleza y por cantico, un pedazo de territorio llamado la nueva Jerusalén donde hay un muro grande y alto,… o Dios es tu fortaleza y tu cántico,…? Moisés aprendió esto en su corta vida en la tierra respecto a esto y nos dejó escrito:

 

2Jehová es mi fortaleza y mi cántico, y ha sido mi salvación. Este es mi Dios, y lo alabaré; Dios de mi padre, y lo enalteceré.” (Exo. 15:2)

 

Pero, no solo Moisés aprendió esta lección esto también David dijo:

 

1Jehová es mi luz y mi salvación; ¿de quién temeré? Jehová es la fortaleza de mi vida; ¿de quién he de atemorizarme?” (Sal. 27:1)

 

14Mi fortaleza y mi cántico es JAH, Y él me ha sido por salvación.” (Sal. 118:14)

 

Te encuentras, perdido, sin refugio, atemorizado,… entonces es el momento de poner a Dios por fortaleza, y salvación,… (Sal. 95:1; Sal. 96:1)

 

Porque, privarte hoy de ser uno de los 144.000 redimidos entre los de la tierra, que están con Cristo en el monte de Sion, cantando un cantico nuevo delante del trono de Dios, como podemos ver en la siguiente cita:

 

1Después miré, y he aquí el Cordero estaba en pie sobre el monte de Sion, y con él ciento cuarenta y cuatro mil, que tenían el nombre de él y el de su Padre escrito en la frente. 2Y oí una voz del cielo como estruendo de muchas aguas, y como sonido de un gran trueno; y la voz que oí era como de arpistas que tocaban sus arpas. 3Y cantaban un cántico nuevo delante del trono, y delante de los cuatro seres vivientes, y de los ancianos; y nadie podía aprender el cántico sino aquellos ciento cuarenta y cuatro mil que fueron redimidos de entre los de la tierra. 4Estos son los que no se contaminaron con mujeres, pues son vírgenes. Estos son los que siguen al Cordero por dondequiera que va. Estos fueron redimidos de entre los hombres como primicias para Dios y para el Cordero; 5y en sus bocas no fue hallada mentira, pues son sin mancha delante del trono de Dios.” (Apoc. 14:1-5)

 

Aunque más adelante, estudiaremos esta cita de apocalipsis 14:1-5 profundamente, para justificar algo porque decimos porque privarte hoy de ser uno de los 144.000,… tan solo vemos de esta cita apocalipsis 14:1, para esto recordemos que la tierra es estrado de los pies de Dios. (Isa. 66:1-2) por tanto, cuando esta cita de apocalipsis, habla que Dios está en pie sobre el monte de Sion, puede estar en pie hoy en la tierra en forma espiritual sobre el monte de Sion, y más aún si recodamos que Jehovah convierte todos sus montes en caminos para salvar a los que están en tinieblas,… (Isa. 49:8-11) y si además recordemos que Sion es sinónimo de Santidad,… (Sal. 2:6; Isa. 52:1; Joel 3:17) Entonces,  apocalipsis 14:1 pudiera escribirse de la siguiente manera:

 

1Después miré, y he aquí el Cordero [o Cristo (Apoc. 5:6; Apoc 13:5)] estaba en pie [en la tierra (Isa. 66:1-2; Mat. 5:35)] sobre el monte de Sion [O EL CAMINO SANTO,… (Isa. 49:8-11; Joel 3:17)], y con él ciento cuarenta y cuatro mil, que tenían el nombre de él y el de su Padre escrito en la frente. 2Y oí una voz del cielo como estruendo de muchas aguas, y como sonido de un gran trueno; y la voz que oí era como de arpistas que tocaban sus arpas. 3Y cantaban un cántico nuevo delante del trono, y delante de los cuatro seres vivientes, y de los ancianos; y nadie podía aprender el cántico sino aquellos ciento cuarenta y cuatro mil que fueron redimidos de entre los de la tierra. 4Estos son los que no se contaminaron con mujeres, pues son vírgenes. Estos son los que siguen al Cordero por dondequiera que va. Estos fueron redimidos de entre los hombres como primicias para Dios y para el Cordero; 5y en sus bocas no fue hallada mentira, pues son sin mancha delante del trono de Dios.” (Apoc. 14:1-5)

 

Al observar apocalipsis 14:1 como está escrito, nos damos cuenta que bien puede ser aplicado este versículo hoy en día, más adelante justificaremos si los demás versículos, también se pueden aplicar al día de hoy.

 

¿Solo el apóstol Juan vio la nueva Jerusalén antes de la segunda venida de Cristo,…?

 

Continuando con nuestro tema de quienes verán y vieron el reino de los cielos desde un monte alto,… Las Sagradas escrituras, registran que no solo Juan ve Jerusalén desde un monte alto; sino que también lo vio Ezequiel, esto lo podemos ver registrado en Ezequiel 40:2-3:

 

2En visiones de Dios me llevó a la tierra de Israel, y me puso sobre un monte muy alto, sobre el cual había un edificio parecido a una gran ciudad, hacia la parte sur. 3Me llevó allí, y he aquí un varón, cuyo aspecto era como aspecto de bronce; y tenía un cordel de lino en su mano, y una caña de medir; y él estaba a la puerta” (Eze. 40:2-3)

 

Es interesante notar aquí, que Ezequiel ve a un Edificio o casa,… no ve la nueva Jerusalén físicamente, sino que ve un PARECIDO a una gran ciudad.

 

Si seguimos estudiando estos capítulos de Ezequiel, hasta llegar a Ezequiel 43:6-7, vemos que esta parecido a la nueva Jerusalén, que vio Ezequiel es el lugar del trono de Jehovah; donde posaré las plantas de sus pies no solo por un tiempo sino para siempre,…

 

6Y oí uno que me hablaba desde la casa; y un varón estaba junto a mí, 7y me dijo: Hijo de hombre, este es el lugar de mi trono, el lugar donde posaré las plantas de mis pies, en el cual habitaré entre los hijos de Israel para siempre; y nunca más profanará la casa de Israel mi santo nombre, ni ellos ni sus reyes, con sus fornicaciones, ni con los cuerpos muertos de sus reyes en sus lugares altos” (Eze. 43:6-7)

 

Viene la pregunta del millón: ¿A qué se parece tu casa,…? ¿Será que Ezequiel fue trasladado en visión y vio como vivías en tu casa,….? Debiéramos a prender a vivir como Enoc, del cual dice las Sagradas Escrituras:

 

24Caminó, pues, Enoc con Dios, y desapareció, porque le llevó Dios.” (Gén. 5:23-24)

 

Por otro lado, si hoy en día tú te encuentras por el camino ancho y dices, No puedo dejar de pecar,…” esto es lo que te falta que tu casa sea el trono de Jehovah para siempre,… porque desde ese momento jamás profanaras el trono de Jehovah con tus pecados,… tal como está registrado en Ezequiel 43:6-7

 

¿Hay que vivir hoy como si viviéramos hoy en la nueva Jerusalén? Si es así, ¿Cómo debiera de ser esta ciudad,…?

 

La cita siguiente que encontramos en Jeremías 31:38-40, nos contesta la pregunta: ¿Cómo debiera ser esta ciudad,...? diciendo que esta ciudad no solo es para las ovejas buenas,… ya que sale más allá de los limites; sino que se extiende sobre los leprosos, es decir sobre los que viven con la lepra del pecado, y sobre los que están solos y buscan ayudan, y no solo a ellos sino a los que están sucios y tristes,… leámosla,…

 

"38He aquí que vienen días, dice Jehová, en que la ciudad será edificada a Jehová, desde la torre de Hananeel [Torre de las ovejas,... (Zac. 14:10; Neh. 3:1)] Hasta la puerta del Angulo. 39Y saldrá más allá el cordel de la medida delante de él sobre el collado de Gareb [O el collado de los leprosos, sarnosos,.. (Lev. 21:20-24)], y rodeará a Goa [Los que están mugiendo por ayuda,...]. 40Y todo el valle de los cuerpos muertos y de la ceniza, y todas las llanuras hasta el arroyo de Cedrón [o el arroyo sucio, y triste,...], hasta la esquina de la puerta de los caballos al oriente, será santo a Jehová; no será arrancada ni destruida más para siempre." (Jer. 31:38-40)

 

El profeta Isaías, viendo esta gran labor de construir ciudad a Jehovah, dijo:

 

10Pasad, pasad por las puertas; barred el camino al pueblo; allanad, allanad la calzada, quitad las piedras, alzad pendón a los pueblos. 11He aquí que Jehová hizo oír hasta lo último de la tierra: Decid a la hija de Sion: He aquí viene tu Salvador; he aquí su recompensa con él, y delante de él su obra. 12Y les llamarán Pueblo Santo, Redimidos de Jehová; y a ti te llamarán Ciudad Deseada, no desamparada.” (Isa. 62:10-12)

 

¡Oh! Que hermosas palabras, especialmente en que termina esta cita, en que si tú barres el camino para que pase el pueblo,… puedas ser esta ciudad que hay que edificar a Jehovah, pero no será cualquier ciudad, sino que será una ciudad deseada y no desamparada, donde las personas podrán encontrar un camino para que se unan con Cristo.

 

Otra cosa que podemos comentar de Jeremías 31:38-40 es que podemos deducir que el pueblo halla consuelo, amparo, salvación y protección en la ciudad que construyamos es decir la nueva Jerusalén, confirmemos esto viendo los siguientes pasajes de las Sagradas Escrituras:

 

19Ciertamente el pueblo morará en Sion [es decir en el monte santo de Jehovah (Sal. 2:6)], en Jerusalén; nunca más llorarás; el que tiene misericordia se apiadará de ti; al oír la voz de tu clamor te responderá.” (Isa. 30:19, ver también Isa. 66:10-14, Isa. 35:7-10 para profundizar en el tema)

 

10Alegraos con Jerusalén, y gozaos con ella, todos los que la amáis; llenaos con ella de gozo, todos los que os enlutáis por ella; 11para que maméis y os saciéis de los pechos de sus consolaciones; para que bebáis, y os deleitéis con el resplandor de su gloria. 12Porque así dice Jehová: He aquí que yo extiendo sobre ella paz como un río, y la gloria de las naciones como torrente que se desborda; y mamaréis, y en los brazos seréis traídos, y sobre las rodillas seréis mimados. 13Como aquel a quien consuela su madre, así os consolaré yo a vosotros, y en Jerusalén tomaréis consuelo.” (Isa. 66:10-13)

 

4Porque Jehová me dijo a mí de esta manera: Como el león y el cachorro de león ruge sobre la presa, y si se reúne cuadrilla de pastores contra él, no lo espantarán sus voces, ni se acobardará por el tropel de ellos; así Jehová de los ejércitos descenderá a pelear sobre el monte de Sion, y sobre su collado. 5Como las aves que vuelan, así amparará Jehová de los ejércitos a Jerusalén, amparando, librando, preservando y salvando.” (Isa. 31:4-5)

 

Por tanto, aplicando lo dicho anteriormente, a lo que vio el profeta Ezequiel sobre el trono de Jehovah es una casa que se parece a una gran ciudad,… (Eze. 40:2-3) viene la pregunta: ¿Es tu casa un lugar donde se emanan aguas vivas donde pueden hallar refugio las personas; de tal manera que puedan caminar hacia Cristo,…? Recuerda, esta ciudad se construye haciendo camino desde la puerta de las ovejas hasta la puerta del ángulo que es Cristo.

 

También el profeta Isaías, viendo esta gran labor que debemos hacer en nuestras casas dijo:

 

3Voz que clama en el desierto: Preparad camino a Jehová; enderezad calzada en la soledad a nuestro Dios. 4Todo valle sea alzado, y bájese todo monte y collado; y lo torcido se enderece, y lo áspero se allane. 5Y se manifestará la gloria de Jehová, y toda carne juntamente la verá; porque la boca de Jehová ha hablado.” (Isa. 40:3-5)

 

Una cosa que comenzaremos destacando de estas citas es: que para preparar camino a Jehovah tiene que los valles ser alzados y los montes y collados tienen que bajarse, esta gran labor comenzó Zorobabel hijo de Salatiel, gobernador de Judá y siervo de Jehovah hace muchos años atrás sacando la primera piedra, pero nosotros debemos de concluir esta labor, Veámoslo:

 

7¿Quién eres tú, oh gran monte? Delante de Zorobabel serás reducido a llanura; él sacará la primera piedra con aclamaciones de: Gracia, gracia a ella. 8Vino palabra de Jehová a mí, diciendo: 9Las manos de Zorobabel echarán el cimiento de esta casa, y sus manos la acabarán; y conocerás que Jehová de los ejércitos me envió a vosotros.” (Zac. 4:7-10)

 

Ahora, veamos que esta labor que comenzó Zorobabel sacando la primera piedra, tiene su fin antes de que venga el deseado de todas las gentes veamos:

 

4Pues ahora, Zorobabel, esfuérzate, dice Jehová; esfuérzate también, Josué hijo de Josadac, sumo sacerdote; y cobrad ánimo, pueblo todo de la tierra, dice Jehová, y trabajad; porque yo estoy con vosotros, dice Jehová de los ejércitos. 5Según el pacto que hice con vosotros cuando salisteis de Egipto, así mi Espíritu estará en medio de vosotros, no temáis. 6Porque así dice Jehová de los ejércitos: De aquí a poco yo haré temblar los cielos y la tierra, el mar y la tierra seca; 7y haré temblar a todas las naciones, y vendrá el Deseado de todas las naciones; y llenaré de gloria esta casa, ha dicho Jehová de los ejércitos. 8Mía es la plata, y mío es el oro, dice Jehová de los ejércitos. 9La gloria postrera de esta casa será mayor que la primera, ha dicho Jehová de los ejércitos; y daré paz en este lugar, dice Jehová de los ejércitos.” (Hag. 2:4-9)

 

La cita anterior es clara en decir, que la gloria postrera de la casa de Jehovah será mayor que la casa que construyo Zorobabel, en días pasados,… pregunto, ¿Qué casa estas construyendo hoy para Dios, para que le llene de gloria Jehovah,…? O estas como en el tiempo de Zorobabel diciendo: No, no es tiempo todavía, como decían las personas de dicho tiempo,... (Hag. 1:1-4) Pero, ten muy presente que  Jehovah viene a llenar de gloria esta casa, no viene a construir esta casa.

 

Como segunda cosa que podemos ver en Isaías 40:3-5 de las cosas que podemos destacar de esta cita que esta casa que tiene caminos que unen a los hombres con Cristo, se prepara a Jehovah en la soledad,... Viene las preguntas: ¿Has experimentado estar a solas con Dios, para construir este camino,...? ¿Te has encontrado con Dios en este camino como se encontró Elías a solas en una cueva con Jehovah,…?

 

Después, Elías de reedificar el altar destruido de Jehovah, y haber hecho que maten a los 400 profetas de Baal, fue y se escondió en una cueva,… donde experimento la paz de Jehovah,… veamos:

 

9Y allí se metió en una cueva, donde pasó la noche. Y vino a él palabra de Jehová, el cual le dijo: ¿Qué haces aquí, Elías? 10El respondió: He sentido un vivo celo por Jehová Dios de los ejércitos; porque los hijos de Israel han dejado tu pacto, han derribado tus altares, y han matado a espada a tus profetas; y sólo yo he quedado, y me buscan para quitarme la vida. 11El le dijo: Sal fuera, y ponte en el monte delante de Jehová. Y he aquí Jehová que pasaba, y un grande y poderoso viento que rompía los montes, y quebraba las peñas delante de Jehová; pero Jehová no estaba en el viento. Y tras el viento un terremoto; pero Jehová no estaba en el terremoto. 12Y tras el terremoto un fuego; pero Jehová no estaba en el fuego. Y tras el fuego un silbo apacible y delicado. 13Y cuando lo oyó Elías, cubrió su rostro con su manto, y salió, y se puso a la puerta de la cueva. Y he aquí vino a él una voz, diciendo: ¿Qué haces aquí, Elías? 14El respondió: He sentido un vivo celo por Jehová Dios de los ejércitos; porque los hijos de Israel han dejado tu pacto, han derribado tus altares, y han matado a espada a tus profetas; y sólo yo he quedado, y me buscan para quitarme la vida.” (1Rey. 19:9-14)

 

¿Es posible encontrarse con Dios en la soledad en una cueva como se encontró Elías,… y experimentar el silbido apacible y delicado que experimento Elías,…? Comencemos contestando esta pregunta viendo, primeramente que son cuevas ahora:

 

14Porque los palacios quedarán desiertos, la multitud de la ciudad cesará; las torres y fortalezas se volverán cuevas para siempre [Recuérdese que el trono de Jehovah es una casa es decir según esta cita son cuevas,… (Ezequiel 43:6-7)], Donde descansen asnos monteses, y ganados [Es decir el pueblo que busca a Jehovah,… (Isa. 32:20; Isa. 43:19-21; Isa. 65:8-10)] Hagan majada; 15hasta que sobre nosotros sea derramado el Espíritu de lo alto, y el desierto  se convierta en campo fértil, y el campo fértil sea estimado por bosque [Sion es el desierto que se convierte su soledad en el huerto de Jehovah,… (Isa. 51:3)]. 16Y habitará el juicio en el desierto, y en el campo fértil morará la justicia. 17Y el efecto de la justicia será paz; y la labor de la justicia, reposo y seguridad para siempre. 18Y mi pueblo habitará en morada de paz, en habitaciones seguras, y en recreos de reposo. 19Y cuando caiga granizo, caerá en los montes; y la ciudad será del todo abatida. 20Dichosos vosotros los que sembráis junto a todas las aguas, y dejáis libres al buey y al asno.” (Isa. 32:14-20)

 

Como podemos ver en el párrafo anterior de las Sagradas Escrituras, no tan solo se tiene que utilizar nuestras casas para hacer alimento, sino que el resultado de ello tiene que ser la Justicia que su efecto sea la paz; es decir un silbido apacible y delicado,… ¿En tu morada no hay paz, o te sientes inseguro de caminar en los caminos de Dios,…? Entonces, práctica la justicia a pesar de que se desplomen los cielos,...  y luego busca a Dios a solas con un corazón puro, no como lo hicieron los Israelitas cuando estuvieron en el desierto con deseos desordenados, tentando a Dios en la soledad,… entonces experimentaras esa paz que solo Dios da,… algo de lo que acabamos de decir encontramos en las siguientes citas:

 

13Bien pronto [los Israelitas de la antigüedad] olvidaron sus obras; No esperaron su consejo. 14Se entregaron a un deseo desordenado en el desierto; Y tentaron a Dios en la soledad. 15Y él les dio lo que pidieron; Mas envió mortandad sobre ellos.” (Sal. 106:13-15)

 

9He aquí el día de Jehová viene, terrible, y de indignación y ardor de ira, para convertir la tierra en soledad, y raer de ella a sus pecadores.” (Isa. 13:9) Observe que el objetivo de la soledad es raer de la tierra a los pecadores es decir eliminar el pecado, no es estar a solas para practicar deseos desordenados,…

 

Ahora que sabemos, que las casas son hoy por cuevas donde debemos enderezad calzadas para nuestro Dios,… (Isa. 40:3-5) Veamos que así como Dios no desamparo a Elías, tampoco desampara a los que buscan a Dios; para ser justicia con alegría, a pesar de que en algún tiempo se esté ciego, veamos:

 

15Convertiré en soledad montes y collados, haré secar toda su hierba; los ríos tornaré en islas, y secaré los estanques. 16Y guiaré a los ciegos por camino que no sabían, les haré andar por sendas que no habían conocido; delante de ellos cambiaré las tinieblas en luz, y lo escabroso en llanura. Estas cosas les haré, y no los desampararé.” (Isa. 42:15-16)

 

Ni nunca oyeron, ni oídos percibieron, ni ojo ha visto a Dios fuera de ti, que hiciese por el que en él espera. 5Saliste al encuentro del que con alegría hacía justicia, de los que se acordaban de ti en tus caminos,…” (Isa. 64:4)

 

Cuando cambiaria nuestro proceder si entendiéramos cuando bien produce buscar a Jehovah de todo corazón, veamos:

 

En ti confiarán los que conocen tu nombre, Por cuanto tú, oh Jehová, no desamparaste a los que te buscaron.” (Sal. 9:10)

 

Joven fui, y he envejecido, Y no he visto justo desamparado, Ni su descendencia que mendigue pan.” (Sal. 37:25)

 

14Porque no abandonará Jehová a su pueblo, Ni desamparará su heredad, 15Sino que el juicio será vuelto a la justicia, y en pos de ella irán todos los rectos de corazón.” (Sal. 94:14-15)

 

17Los afligidos y menesterosos buscan las aguas, y no las hay; seca está de sed su lengua; yo Jehová los oiré, yo el Dios de Israel no los desampararé. 18En las alturas abriré ríos, y fuentes en medio de los valles; abriré en el desierto estanques de aguas, y manantiales de aguas en la tierra seca. 19Daré en el desierto cedros, acacias, arrayanes y olivos; pondré en la soledad cipreses, pinos y bojes juntamente, 20para que vean y conozcan, y adviertan y entiendan todos, que la mano de Jehová hace esto, y que el Santo de Israel lo creó.” (Isa. 41:17-20)

 

Que hermosas palabras que encontramos en estas citas, tú tal vez estés pensando y digas: “Que mi casa se convierta en trono de Jehovah donde se practique la justicia de tal manera que las personas encuentren camino hacia Cristo es imposible,…” pero que dice Jehovah, en Isaías 42:15-16 tranquilo lo que tú dices esto es escabroso él le convertiré en llanura y no te desampararé,… ahora te pregunto, ¿Qué le ves cuesta arriba para que tu casa sea el trono de Jehovah,…? Son tus hijos, tu esposo, tus pecados acariciados… si esto es lo que te impide, sigue leyendo y veras como eso que lo vez tu escabroso o imposible, para Jehovah eso será llanura,… solamente lo que te pide es que le clames y te dejes guiar por él. Confirmemos esto viendo el siguiente pasaje de las Sagradas Escrituras:

 

2Díganlo los redimidos de Jehová, Los que ha redimido del poder del enemigo, 3Y los ha congregado de las tierras, Del oriente y del occidente, Del norte y del sur. 4Anduvieron perdidos por el desierto, por la soledad sin camino, Sin hallar ciudad en donde vivir. 5Hambrientos y sedientos, Su alma desfallecía en ellos. 6Entonces clamaron a Jehová en su angustia, Y los libró de sus aflicciones. 7Los dirigió por camino derecho, para que viniesen a ciudad habitable. 8Alaben la misericordia de Jehová, Y sus maravillas para con los hijos de los hombres. 9Porque sacia al alma menesterosa, Y llena de bien al alma hambrienta.” (Sal. 107:2-9)

 

Por lo que acabaste de leer en los versículos anteriores, te invito a unirnos juntos a la voz del salmista y hacer tuyas estas palabras:

 

8Guíame, Jehová, en tu justicia, a causa de mis enemigos; Endereza delante de mí tu camino eterno.” (Sal. 5:8; Sal. 139:24)

 

Continuando de cómo debemos hacer la ciudad a Jehovah donde el haga allí su trono y el viva, veamos ahora un poco sobre los riesgos que implica hacer los caminos de esta ciudad; Primeramente, Ezequiel comentado sobre la semejanza de gloria de Jehovah, ya que la nueva Jerusalén tiene la gloria de Dios,… (Apoc. 21:10-11) Ve, que los querubines que están en la presencia del trono de Dios, se les podía ver con la planta de sus pies como planta de pie de becerro o de buey; y centelleaba a manera de bronce muy bruñido [es decir Pulido], leámoslo:

 

4Y miré, y he aquí venía del norte un viento tempestuoso, y una gran nube, con un fuego envolvente, y alrededor de él un resplandor, y en medio del fuego algo que parecía como bronce refulgente, 5y en medio de ella la figura de cuatro seres vivientes. Y esta era su apariencia: había en ellos semejanza de hombre. 6Cada uno tenía cuatro caras y cuatro alas. 7Y los pies de ellos eran derechos, y la planta de sus pies como planta de pie de becerro; y centelleaban a manera de bronce muy bruñido [es decir Pulido]. 8Debajo de sus alas, a sus cuatro lados, tenían manos de hombre; y sus caras y sus alas por los cuatro lados. 9Con las alas se juntaban el uno al otro.” (Zac. 1:4-9)

 

En el camino que se haga que una al hombre con Cristo donde Jehovah haga su trono y viva, obligatoriamente se tiene que encontrarse con estos querubines,… pero como podemos ver por el profeta Zacarías; los pies de ellos van derechos, y centellan a manera de bronce muy bruñido [es decir Pulido], Viene las preguntas: ¿Hacia dónde van tus pies cuando eres probado a causa del evangelio,…? ¿Han sido las tribulaciones el medio que te hace ser pulido como los querubines,…? No dejaremos esta pregunta pasar por alto, sin meditar en lo siguiente:

 

35¿Quién nos separará del amor de Cristo? ¿Tribulación, o angustia, o persecución, o hambre, o desnudez, o peligro, o espada? 36Como está escrito: Por causa de ti somos muertos todo el tiempo; Somos contados como ovejas de matadero. 37Antes, en todas estas cosas somos más que vencedores por medio de aquel que nos amó. 38Por lo cual estoy seguro de que ni la muerte, ni la vida, ni ángeles, ni principados, ni potestades, ni lo presente, ni lo por venir, 39ni lo alto, ni lo profundo, ni ninguna otra cosa creada nos podrá separar del amor de Dios, que es en Cristo Jesús Señor nuestro.” (Rom. 8:35-39)

 

Argumentando algo más, también recordemos: que los que aman a Dios, todas las cosas ya sean que causen dolor le ayudan a bien, veámoslo:

 

28Y sabemos que a los que aman a Dios, todas las cosas les ayudan a bien, esto es, a los que conforme a su propósito son llamados. 29Porque a los que antes conoció, también los predestinó para que fuesen hechos conformes a la imagen de su Hijo, para que él sea el primogénito entre muchos hermanos. 30Y a los que predestinó, a éstos también llamó; y a los que llamó, a éstos también justificó; y a los que justificó, a éstos también glorificó.” (Rom. 8:28-30)

 

Observemos, en la siguiente cita que las tribulaciones que pasamos por Cristo, y por nuestros hermanos,… (1Juan 4:10-12) se convertirá en peso de gloria,… así como la tienen los Querubines en el trono de Dios:

 

17Porque está leve tribulación momentánea produce en nosotros un cada vez más excelente y eterno peso de gloria;” (2Cor. 4:17)

 

¡Oh!, cuanto cambiaria nuestra actitud hacia nuestros hermanos, si entendiéramos los siguientes pasajes de las Sagradas Escrituras:

 

1¡Mirad cuán bueno y cuán delicioso es habitar los hermanos juntos en armonía! 2Es como el buen óleo sobre la cabeza, el cual desciende sobre la barba, La barba de Aarón, Y baja hasta el borde de sus vestiduras; 3Como el rocío de Hermón, que desciende sobre los montes de Sion; Porque allí envía Jehová bendición, Y vida eterna.” (Sal. 133:1-3)

 

9El que dice que está en la luz, y aborrece a su hermano, está todavía en tinieblas. 10El que ama a su hermano, permanece en la luz, y en él no hay tropiezo. 11Pero el que aborrece a su hermano está en tinieblas, y anda en tinieblas, y no sabe a dónde va, porque las tinieblas le han segado los ojos.” (1Juan 2:9-11)

 

10En esto se manifiestan los hijos de Dios, y los hijos del diablo: todo aquel que no hace justicia, y que no ama a su hermano, no es de Dios.” (1Juan 3:10)

 

Y aún más, cambiaria nuestra actitud hacia nuestros hermanos, si se siguiera las pisadas de los discípulos de Cristo, como el apóstol Pablo que en su corta vida, aprendió a derramar lágrimas por sus hermanos que ofenderlos,… veamos:

 

4Porque por la mucha tribulación y angustia del corazón os escribí con muchas lágrimas, no para que fueseis contristados, sino para que supieseis cuán grande es el amor que os tengo.” (2Cor. 2:4)

 

Vienen las preguntas del millón: ¿Qué son tus hermanos para ti,…? ¿Haz derramado lagrimas por ellos o has estado en  peligros por ellos,…? ¿Deseas bendiciones de parte de Dios y vida eterna,…? Jamás, tendrás si no se aprende la lección de vivir en armonía entre tus hermanos,… por tanto, si queremos hacer una casa para Dios donde el more para siempre, la mayor belleza de esta casa no será su piso, o sus paredes,… ya que como vimos la casa de que llena de gloria Jehovah es una casa que se parece a la nueva Jerusalén,… (Eze. 40:2-3) Donde la mayor belleza de esta casa será que vivimos en armonía entre hermanos, no que nos comamos como perros; ya que los perros quedaran excluidos del reino de Dios,… (1Juan 3:10)

 

35En esto conocerán todos que sois mis discípulos, si tuviereis amor los unos con los otros.” (Juan 13:35)

 

Esta idea la fundamentaremos más adelante, y también cuando estudiemos el cántico de los 144.000.

 

¿Qué más podemos considerar para edificar ciudad a Jehovah,…?

 

Cuando uno hace una casa o ciudad, se tiene que hacer una casa o ciudad que sea útil para los que van a morar allí; es decir que por lo menos puedan entrar en dicha morada los que van a vivir en esas ciudad o en la casa que vamos edificar,… pero al escudriñar la siguiente cita de Isaías 66:1-2 vemos, que Dios su trono es los cielos y la tierra es estrado de sus pies, viene la pregunta, ¿Qué ciudad podemos hacerle para un Dios que mora en todo el universo,...? Veamos que nos dice la siguiente cita respecto a esta pregunta:

 

1Jehová dijo así: El cielo es mi trono, y la tierra estrado de mis pies; ¿dónde está la casa que me habréis de edificar, y dónde el lugar de mi reposo? 2Mi mano hizo todas estas cosas, y así todas estas cosas fueron, dice Jehová; pero miraré a aquel que es pobre y humilde de espíritu, y que tiembla a mi palabra.” (Isa. 66:1-2)

 

Al ver lo que escribió el pincel del profeta Isaías en este pasaje, podemos ver como una sombra que lo que Dios pide como su morada, es nuestro corazón con un espíritu pobre y humilde, y que tenga temor a su palabra,… de tal manera que él pueda hallar reposo,... Esto que acabamos de decir justificaremos más ampliamente con otros versículos más adelante,....

 

Pero sin antes preguntarnos, ¿Es nuestro corazón un lugar de reposo para Dios, donde él se recrea,… o se le tienes tan solo para borrar los pecados,…? No dejemos pasar por alto esta pregunta sin ver el siguiente versículo:

 

12¿Quién demanda esto de vuestras manos, cuando venís a presentaros delante de mí para hollar mis atrios? 13No me traigáis más vana ofrenda; el incienso me es abominación; luna nueva y día de sábado, el convocar asambleas, no lo puedo sufrir; son iniquidad vuestras fiestas solemnes. 14Vuestras lunas nuevas y vuestras fiestas solemnes las tiene aborrecidas mi alma; me son gravosas; cansado estoy de soportarlas. 15Cuando extendáis vuestras manos, yo esconderé de vosotros mis ojos; asimismo cuando multipliquéis la oración, yo no oiré; llenas están de sangre vuestras manos. 16Lavaos y limpiaos; quitad la iniquidad de vuestras obras de delante de mis ojos; dejad de hacer lo malo; 17aprended a hacer el bien; buscad el juicio, restituid al agraviado, haced justicia al huérfano, amparad a la viuda. 18Venid luego, dice Jehová, y estemos a cuenta: si vuestros pecados fueren como la grana, como la nieve serán emblanquecidos; si fueren rojos como el carmesí, vendrán a ser como blanca lana. 19Si quisiereis y oyereis, comeréis el bien de la tierra; 20si no quisiereis y fuereis rebeldes, seréis consumidos a espada; porque la boca de Jehová lo ha dicho.” (Isa. 1:12-20)

 

Dios está buscando tu corazón para hacer una ciudad para vivir

 

Siguiendo viendo las cosas que debemos de considerar para hacer ciudad a Jehovah, a luz de esta de lo que escribió el apóstol Pablo en Hechos 17:24-28, que dice:

 

24El Dios que hizo el mundo y todas las cosas que en él hay, siendo Señor del cielo y de la tierra, no habita en templos hechos por manos humanas, 25ni es honrado por manos de hombres, como si necesitase de algo; pues él es quien da a todos vida y aliento y todas las cosas. 26Y de una sangre ha hecho todo el linaje de los hombres, para que habiten sobre toda la faz de la tierra; y les ha prefijado el orden de los tiempos, y los límites de su habitación; 27para que busquen a Dios, si en alguna manera, palpando, puedan hallarle, aunque ciertamente no está lejos de cada uno de nosotros. 28Porque en él vivimos, y nos movemos, y somos; como algunos de vuestros propios poetas también han dicho: Porque linaje suyo somos.” (Hechos 17:24-28)

 

De esta cita que escribió el apóstol Pablo podemos llegar a la conclusión, que si Dios no habita en templos hechos por manos humanas, ni es honrado por manos de hombres, como si necesitase de algo,… no queda otra alternativa que decir: que la casa que debemos de edificar a Jehovah, que formará parte de la Nueva Jerusalén es tu corazón y el mío,… donde Dios sea nuestro vivir, ser y existir,…

 

Argumentando algo más a lo que acabamos de decir, en Apocalipsis 21:18, encontramos que la nueva Jerusalén tiene calles de oro que unen a las puertas, leámoslo:

 

21Las doce puertas eran doce perlas; cada una de las puertas era una perla. Y la calle de la ciudad era de oro puro, transparente como vidrio.” (Apoc. 21:21)

 

Si bien es cierto hasta el día de hoy, ninguna persona a podio correr sobre el oro apenas podrá pararse sobre el oro con un alto riesgo de caerse,… pero sabemos que el oro mientras más puro es, conduce de mejor manera la electricidad o el sonido, de la misma manera debiera ser nosotros para Dios,… caminos que unan las puertas de la nueva Jerusalén,…

 

Ezequiel comentado sobre los caminos de la nueva Jerusalén, no habla de caminos propiamente, sino de cómo se unen las alas de los querubines en el trono de Jehovah, diciendo que son unidas por manos humanas, leámoslo: 

 

4Y miré, y he aquí venía del norte un viento tempestuoso, y una gran nube, con un fuego envolvente, y alrededor de él un resplandor, y en medio del fuego algo que parecía como bronce refulgente, 5y en medio de ella la figura de cuatro seres vivientes. Y esta era su apariencia: había en ellos semejanza de hombre. 6Cada uno tenía cuatro caras y cuatro alas. 7Y los pies de ellos eran derechos, y la planta de sus pies como planta de pie de becerro; y centelleaban a manera de bronce muy bruñido. 8Debajo de sus alas, a sus cuatro lados, tenían manos de hombre; y sus caras y sus alas por los cuatro lados. 9Con las alas se juntaban el uno al otro.” (Zac. 1:4-9)

 

Viene las preguntas del millón, ¿Qué parte de esas alas sostienes tú,…? ¿El profeta vería tu mano llevando estas alas de los querubines cuando vio esta visión,… o tan solo sirven para sostener el control remoto de la televisión,…?

 

El rey David, no se quedó atrás y comenta respecto a los querubines lo siguiente:

 

1Jehová reina; temblarán los pueblos. Él está sentado sobre los querubines, se conmoverá la tierra.” (Sal. 99:1)

 

Algo interesante podemos sacar de enseñanza, de estos versículos: es que los querubines son el trono de Dios y por lo que hemos venido aprendiendo, nosotros somos el trono de los querubines y de Dios, para reflejar su gloria… como nos aclara la siguiente cita:

 

20Mas no ruego solamente por éstos, sino también por los que han de creer en mí por la palabra de ellos, 21para que todos sean uno; como tú, oh Padre, en , y yo en ti, que también ellos sean uno en nosotros; para que el mundo crea que tú me enviaste. 22La gloria que me diste, yo les he dado, para que sean uno, así como nosotros somos uno.” (Juan 17:20-22)

 

Es conveniente notar aquí, que la nueva Jerusalén tiene la gloria de Dios; así lo vio en visión tanto el apóstol Juan como Ezequiel veamos:

 

Y me llevó en el Espíritu a un monte grande y alto, y me mostró la gran ciudad santa de Jerusalén, que descendía del cielo, de Dios, teniendo la gloria de Dios. Y su fulgor era semejante al de una piedra preciosísima, como piedra de jaspe, diáfana como el cristal.” (Apoc. 20:10-11)

 

En Ezequiel 1 donde vinos de los querubines, termina diciendo esta era la semejanza de la gloria de Dios, veamos: “…Esta fue la visión de la semejanza de la gloria de Jehová. Y cuando yo la vi, me postré sobre mi rostro, y oí la voz de uno que hablaba.” (Eze. 1:28)

 

Vienen las preguntas, ¿Pueden ver la gloria de Jehovah en tu vida los que te rodean, cueste lo que cueste,...? ¿Sería Ezequiel que vio en visión después de ver la semejanza de la gloria de Jehovah a ti que hablabas porque en ti vive es y se mueve Dios,…?

 

Es conveniente notar aquí en hechos 17:24-28 no habla de un simple estar viendo a Dios,... Sino dice somos y vivimos en Dios, cuan pocas personas que han existido en el mundo, pueden decir estas palabras que encontramos en el siguiente pasaje:

 

17De aquí en adelante nadie me cause molestias; porque yo traigo en mi cuerpo las marcas del Señor Jesús.” (Gal. 6:17)

 

¿Cuáles eran las marcas que llevaba el apóstol Pablo?

 

20Con Cristo estoy juntamente crucificado, y ya no vivo yo, más vive Cristo en ; y lo que ahora vivo en la carne, lo vivo en la fe del Hijo de Dios, el cual me amó y se entregó a sí mismo por mí.” (Gál. 2:20)

 

23¿Son ministros de Cristo? (Como si estuviera loco hablo.) Yo más; en trabajos más abundante; en azotes sin número; en cárceles más; en peligros de muerte muchas veces. 24De los judíos cinco veces he recibido cuarenta azotes menos uno. 25Tres veces he sido azotado con varas; una vez apedreado; tres veces he padecido naufragio; una noche y un día he estado como náufrago en alta mar; 26en caminos muchas veces; en peligros de ríos, peligros de ladrones, peligros de los de mi nación, peligros de los gentiles, peligros en la ciudad, peligros en el desierto, peligros en el mar, peligros entre falsos hermanos; 27en trabajo y fatiga, en muchos desvelos, en hambre y sed, en muchos ayunos, en frío y en desnudez; 28y además de otras cosas, lo que sobre mí se agolpa cada día, la preocupación por todas las iglesias.” (2Cor. 11:23-28)

 

Viene la pregunta, del millón: ¿Qué marcas vas a llevar al reino de Dios,…? Serán tus vicios, o como muchos de los Israelitas que salieron de Egipto hacia la Canaán terrenal en el pasado llevaban a Egipto en tus espaldas,… (Exo. 12:38-39) o llevaras al cielo los azotes que has recibido por ser, vivir y moverte en Dios,… El estar viendo a la cruz no lleva ningún dolor, el estar crucificado si,…

 

Mira lo que vio el apóstol Juan respecto a esto que venimos diciendo, cuando se abrió el quinto sello, veamos:

 

9Cuando abrió el quinto sello, vi bajo el altar las almas de los que habían sido muertos por causa de la palabra de Dios y por el testimonio que tenían. 10Y clamaban a gran voz, diciendo: ¿Hasta cuándo, Señor, santo y verdadero, no juzgas y vengas nuestra sangre en los que moran en la tierra? 11Y se les dieron vestiduras blancas, y se les dijo que descansasen todavía un poco de tiempo, hasta que se completara el número de sus consiervos y sus hermanos, que también habían de ser muertos como ellos.” (Apoc. 6:9-11)

 

Viene la pregunta, ¿Cuándo mueras estarás bajo el altar de Dios, porque causa,…? ¿Será por causa de la palabra de Dios y por el testimonio que tenían,…?

 

El profeta Zacarías no se quiso quedar atrás y vio en visión respecto a esto lo siguiente:

 

8Y acontecerá en toda la tierra, dice Jehová, que las dos terceras partes serán cortadas en ella, y se perderán; más la tercera quedará en ella. 9Y meteré en el fuego a la tercera parte, y los fundiré como se funde la plata, y los probaré como se prueba el oro. El invocará mi nombre, y yo le oiré, y diré: Pueblo mío; y él dirá: Jehová es mi Dios.” (Zac. 13:8-9)

 

Por lo que acabamos de ver no nos queda decir: Que el ser, vivir, y moverse en Dios implica: ser pulido como el oro para ser parte de las calles de la nueva Jerusalén, observe lo que dice la siguiente cita:

 

9He aquí el día de Jehová viene, terrible, y de indignación y ardor de ira, para convertir la tierra en soledad, y raer de ella a sus pecadores. 10Por lo cual las estrellas de los cielos y sus luceros no darán su luz; y el sol se oscurecerá al nacer, y la luna no dará su resplandor. 11Y castigaré al mundo por su maldad, y a los impíos por su iniquidad; y haré que cese la arrogancia de los soberbios, y abatiré la altivez de los fuertes. 12Haré más precioso que el oro fino al varón, y más que el oro de Ofir al hombre. 13Porque haré estremecer los cielos, y la tierra se moverá de su lugar, en la indignación de Jehová de los ejércitos, y en el día del ardor de su ira.” (Isa. 13:9-13)

 

¿En qué grupo quieres encontrarte en el día de Jehovah,…? En los que son castigaré por su maldad, y por su iniquidad o en el grupo de los que son pulidos como el oro fino,…

 

¿Qué es por fundamento, en la fortaleza de Dios,…?

 

Siguiendo analizando los requisitos que se necesita para hacer una ciudad a Jehovah, recordemos lo que está escrito en los salmos:

 

2De la boca de los niños y de los que maman, fundaste la fortaleza, A causa de tus enemigos, para hacer callar al enemigo y al vengativo.” (Sal. 8:2)

 

Téngase presente primeramente aquí, que lo que hace callar a los enemigos de Dios es decir: a Gog sus tropas y a las naciones, es que Dios funda la fortaleza de los niños y los que maman,… (Eze. 38:7-12)

 

Por otro lado es interesante darse cuenta que en Apocalipsis 21 al hablar de la nueva Jerusalén, podemos notar que el fulgor de la nueva Jerusalén es como una piedra de Jaspe,… (Apoc. 21:11)

 https://encrypted-tbn0.google.com/images?q=tbn:ANd9GcTuXR_ci3dUByc_vK5uYLa3PHl2Nb1XagTaUzlr4AMlJRJ9TgwR  

El Jaspe de todas las piedras preciosas es una piedra una de las más Frágil, pero se deja moldear por las corrientes marinas de los ríos,… de tal manera que se hace muy lisa y esa es su hermosura, cuando llega la final del recorrido,… su comportamiento en su vida es como el de los niños,…

 

Cuan bien nos seria recordar en este momento el siguiente versículo:

 

2Y llamando Jesús a un niño, lo puso en medio de ellos, 3y dijo: De cierto os digo, que si no os volvéis y os hacéis como niños, no entraréis en el reino de los cielos.” (Mat. 18:2-3)

 

No escapa lo que dijimos anterior, sin preguntarse: ¿Dónde se encuentran hoy tus hijos,…? ¿Son tus hijos moldeados en el reino de Dios,…? Mira lo que vio el apóstol Juan respecto a quien es semejante a piedra de Jaspe:

 

"1Después de esto miré, y he aquí una puerta abierta en el cielo; y la primera voz que oí, como de trompeta, hablando conmigo, dijo: Sube acá, y yo te mostraré las cosas que sucederán después de estas. 2Y al instante yo estaba en el Espíritu; y he aquí, un trono establecido [dado, sido] en el cielo, y en el trono, uno sentado. 3Y EL ASPECTO DEL QUE ESTABA SENTADO ERA SEMEJANTE A PIEDRA DE JASPE y de cornalina; y había alrededor del trono un arco iris, semejante en aspecto a la esmeralda." (Apoc. 4:1-3)

 

En interesante notar en el pasaje anterior que el apóstol Juan ve a alguien sentado en el trono de Dios; cuyo aspecto era semejante a piedra de Jaspe, es decir su fulgor es como el de la nueva Jerusalén que también es semejante al Jaspe,… es evidente que este personaje que está sentado en el trono, no es Cristo ya que más adelante Cristo toma un libro, de este personaje que está sentado en el trono, veamos:

 

6Y miré, y vi que en medio del trono y de los cuatro seres vivientes, y en medio de los ancianos, estaba en pie un Cordero como inmolado, que tenía siete cuernos, y siete ojos, los cuales son los siete espíritus de Dios enviados por toda la tierra. 7Y vino, y tomó el libro de la mano derecha del que estaba sentado en el trono. 8Y cuando hubo tomado el libro, los cuatro seres vivientes y los veinticuatro ancianos se postraron delante del Cordero; todos tenían arpas, y copas de oro llenas de incienso, que son las oraciones de los santos;” (Apoc. 5:6-8)

 

Viene la pregunta, ¿Quién es este personaje que está sentado en el trono, el cuan su semejanza es como el Jaspe…? ¿Sería que el apóstol Juan te vio a ti, teniendo los misterios de Dios sellados con siete sellos en tu mano derecha,…? ¿Qué tienen en su mano tus hijos,…?

 

Respondamos estas preguntas meditando en la siguiente cita de las Sagradas Escrituras:

 

8Hija de Babilonia la desolada, Bienaventurado el que te diere el pago de lo que tú nos hiciste. 9Dichoso el que tomare y estrellare tus niños contra la peña.” (Sal. 137:8-9)

 

Pareciera, que este texto se sale del contexto que estamos viendo, pero cuanto cambiaría el entorno de este salmos 137 para nuestros hogares si notamos que Dios: a las peñas les convierte en estanque de aguas,… y si comprendiéramos que él es por estanque de aguas como podemos ver en las siguientes citas:

 

7A la presencia de Jehová tiembla la tierra, A la presencia del Dios de Jacob, 8El cual cambió la peña en estanque de aguas, Y en fuente de aguas la roca.” (Sal. 114:7-8)

 

13Porque dos males ha hecho mi pueblo: me dejaron a , fuente de agua viva, y cavaron para sí cisternas, cisternas rotas que no retienen agua.” (Jer. 2:13)

 

Entonces, el Salmo 137:3-9 estaría escrito así:

 

8Hija de Babilonia la desolada, Bienaventurado el que te diere el pago de lo que tú nos hiciste. 9Dichoso el que tomare y estrellare tus niños contra la peña [o llevara urgentemente al estanque de aguas].” (Sal. 137:8-9)

 

Viene las preguntas del millón, ¿Qué aguas vivas les estas dando a tus hijos,…? ¿Qué cisternas tienes en tu casa para que beban tus hijos,…? Si tus hijos no quieren saber de Cristo es porque tienen cisternas rotas, que el agua no retienen y tienen sed,… es decir en tu hogar no has convertido la peña en estanque de aguas,...

 

No crees que es el momento como dice el Salmo 114 de hacer temblar a la tierra como nunca ha temblado, con la presencia de Jehovah en tu vida,… y romper todas esas cisternas rotas que no retienen agua, es decir todas las cochinadas e ídolos acariciados que tienes en tu casa, que te impiden en que el corazón endurecido se convierta en un estanque de aguas,… no crees que es el momento de oír las siguientes palabras del profeta Isaías en el capítulo 30, que vio en visión respecto a esto y dijo:

 

6Profecía sobre las bestias del Neguev: Por tierra de tribulación y de angustia, de donde salen la leona y el león, la víbora y la serpiente que vuela, llevan sobre lomos de asnos sus riquezas, y sus tesoros sobre jorobas de camellos, a un pueblo que no les será de provecho. 7Ciertamente Egipto en vano e inútilmente dará ayuda; por tanto yo le di voces, que su fortaleza sería estarse quietos.

 

Viene las preguntas, ¿Hacia dónde está centrado tu corazón? ¿Qué estas llevando al reino de los cielos en tus espaldas,…?

 

¿Qué escribió Isaías por mandato de Dios para estas personas,…?

 

8Ve, pues, ahora, y escribe esta visión en una tabla delante de ellos, y regístrala en un libro, para que quede hasta el día postrero, eternamente y para siempre. 9Porque este pueblo es rebelde, hijos mentirosos, hijos que no quisieron oír la ley de Jehová; 10que dicen a los videntes: No veáis; y a los profetas: No nos profeticéis lo recto, decidnos cosas halagüeñas, profetizad mentiras; 11dejad el camino, apartaos de la senda, quitad de nuestra presencia al Santo de Israel.

 

Viene las preguntas, ¿Eres tú o tus hijos rebeldes o mentirosos, desprecian la ley de Dios, les justa vivir del engaño,…?

 

Entonces lo que viene se escribió para ti o para tus hijos:

 

12Por tanto, el Santo de Israel dice así: Porque desechasteis esta palabra, y confiasteis en violencia y en iniquidad, y en ello os habéis apoyado; 13por tanto, os será este pecado como grieta que amenaza ruina, extendiéndose en una pared elevada, cuya caída viene súbita y repentinamente. 14Y se quebrará como se quiebra un vaso de alfarero, que sin misericordia lo hacen pedazos; tanto, que entre los pedazos no se halla tiesto para traer fuego del hogar, o para sacar agua del pozo.”

 

Viene las preguntas, ¿En qué te apoyas tú y tus hijos,…?

 

¿En qué debemos apoyarnos,..?

 

15Porque así dijo Jehová el Señor, el Santo de Israel: En descanso y en reposo seréis salvos; en quietud y en confianza será vuestra fortaleza. Y no quisisteis,”

 

¿Cómo actúan los que no quieren apoyarse en la fortaleza de Dios y que les tiene preparado Dios para ellos,…?

 

16sino que dijisteis: No, antes huiremos en caballos; por tanto, vosotros huiréis. Sobre corceles veloces cabalgaremos; por tanto, serán veloces vuestros perseguidores. 17Un millar huirá a la amenaza de uno; a la amenaza de cinco huiréis vosotros todos, hasta que quedéis como mástil en la cumbre de un monte, y como bandera sobre una colina.”

 

¿Qué espera Jehovah de estas personas,…?

 

18Por tanto, Jehová esperará para tener piedad de vosotros, y por tanto, será exaltado teniendo de vosotros misericordia; porque Jehová es Dios justo; bienaventurados todos los que confían en él [El que le pone a Dios como fortaleza].

 

¿Hacia qué monte tienen que ir el pueblo que escape de la espada, para hallar consuelo, misericordia, y Dios les oiga,…?

 

19Ciertamente el pueblo morará en Sion, en Jerusalén; nunca más llorarás; el que tiene misericordia se apiadará de ti; al oír la voz de tu clamor te responderá.”

 

¿Cómo tienen que proceder los que son afligidos, para que sus llagas sean curadas,…?

 

20Bien que os dará el Señor pan de congoja y agua de angustia, con todo, tus maestros nunca más te serán quitados, sino que tus ojos verán a tus maestros. 21Entonces tus oídos oirán a tus espaldas palabra que diga: Este es el camino, andad por él; y no echéis a la mano derecha, ni tampoco torzáis a la mano izquierda.

 

En el libro de Job respecto al castigo que viene de Jehovah dijo:

 

17He aquí, bienaventurado es el hombre a quien Dios castiga; Por tanto, no menosprecies la corrección del Todopoderoso. 18Porque él es quien hace la llaga, y él la vendará; El hiere, y sus manos curan. 19En seis tribulaciones te librará, Y en la séptima no te tocará el mal. 20En el hambre te salvará de la muerte, Y del poder de la espada en la guerra.” (Job. 5:17-20)

 

22Entonces profanarás la cubierta de tus esculturas de plata, y la vestidura de tus imágenes fundidas de oro; las apartarás como trapo asqueroso; ¡Sal fuera! les dirás. 23Entonces dará el Señor lluvia a tu sementera, cuando siembres la tierra, y dará pan del fruto de la tierra, y será abundante y pingüe; tus ganados en aquel tiempo serán apacentados en espaciosas dehesas. 24Tus bueyes y tus asnos que labran la tierra comerán grano limpio, aventado con pala y criba. 25Y sobre todo monte alto, y sobre todo collado elevado, habrá ríos y corrientes de aguas el día de la gran matanza, cuando caerán las torres. 26Y la luz de la luna será como la luz del sol, y la luz del sol siete veces mayor, como la luz de siete días, el día que vendare Jehová la herida de su pueblo, y curare la llaga que él causó.” (Isa. 30:18-26)

 

Algo hermoso que podemos destacar de la cita anterior es que no dice: “sobre los montes elevados habrá cisternas rotas, sino dice: “habrá ríos y corrientes de aguas,…”

 

El profeta Oseas también comentando sobre esto dijo:

 

14Pero he aquí que yo la atraeré y la llevaré al desierto, y hablaré a su corazón. 15Y le daré sus viñas desde allí, y el valle de Acor [Donde el pueblo de Israel se despojó de todo lo malo] por puerta de esperanza; y allí cantará como en los tiempos de su juventud, y como en el día de su subida de la tierra de Egipto. 16En aquel tiempo, dice Jehová, me llamarás Ishi [Marido], y nunca más me llamarás Baali. 17Porque quitaré de su boca los nombres de los baales, y nunca más se mencionarán sus nombres. 18En aquel tiempo haré para ti pacto con las bestias del campo, con las aves del cielo y con las serpientes de la tierra; y quitaré de la tierra arco y espada y guerra, y te haré dormir segura. 19Y te desposaré conmigo para siempre; te desposaré conmigo en justicia, juicio, benignidad y misericordia. 20Y te desposaré conmigo en fidelidad, y conocerás a Jehová.” (Oseas. 2:14-20)

 

Es el momento de ir al valle de Acor; para despojarnos de todo lo malo, porque esta es puerta de esperanza para dormir seguros,… y así de la peña brotaran aguas vivas,...

 

 

¿Construyendo la nueva Jerusalén para vivir con nuestros enemigos,…?

 

Si bien es cierto, es fácil hacer camino, para que los que nos caen bien,… pero para nuestros enemigos hacer un camino de amor, donde ellos puedan hallar consuelo,… y encontrarse con Cristo,… realmente es hermoso porque Cristo nos dio ejemplo veamos: 6Porque Cristo, cuando aún éramos débiles, a su tiempo murió por los impíos. 7Ciertamente, apenas morirá alguno por un justo; con todo, pudiera ser que alguno osara morir por el bueno. 8Mas Dios muestra su amor para con nosotros, en que siendo aún pecadores, Cristo murió por nosotros.” (Rom. 5:6-8)

 

¿Hay que amar a nuestros enemigos,…?

 

Una de las citas, más difíciles de cumplir en las Sagradas Escrituras, y que aparentemente no tiene ningún beneficio el cumplirla es la siguiente:

 

43Oísteis que fue dicho: Amarás a tu prójimo, y aborrecerás a tu enemigo. 44Pero yo os digo: Amad a vuestros enemigos, bendecid a los que os maldicen, haced bien a los que os aborrecen, y orad por los que os ultrajan y os persiguen; 45para que seáis hijos de vuestro Padre que está en los cielos, que hace salir su sol sobre malos y buenos, y que hace llover sobre justos e injustos. 46Porque si amáis a los que os aman, ¿qué recompensa tendréis? ¿No hacen también lo mismo los publicanos? 47Y si saludáis a vuestros hermanos solamente, ¿qué hacéis de más? ¿No hacen también así los gentiles? 48Sed, pues, vosotros perfectos, como vuestro Padre que está en los cielos es perfecto.” (Mat. 5:43-48)

 

Viene la pregunta del millón, ¿Cuáles son tus enemigos,…? ¿Tus enemigos son tus hijos, tu esposa o esposo que te fue infiel,…? ¿Tus suegros, cuñados,…?

 

Sabes, si puedes hacer un camino para que tus enemigos se encuentren con Cristo,… te será sumamente fácil que tus amigos encuentren con Cristo,… a continuación consideraremos ciertos aspectos que debemos tener presente para hacer este camino, y cuál es su beneficio:

 

¿Por qué los que desean ser parte de la nueva Jerusalén, tienen que aprender a poner su cuerpo como tierra, y como camino, para que pasaran sus enemigos,…?

 

17Despierta, despierta, levántate, oh Jerusalén, que bebiste de la mano de Jehová el cáliz de su ira; porque el cáliz de aturdimiento bebiste hasta los sedimentos,…  21Oye, pues, ahora esto, afligida, ebria, y no de vino: 22Así dijo Jehová tu Señor, y tu Dios, el cual aboga por su pueblo: He aquí he quitado de tu mano el cáliz de aturdimiento, los sedimentos del cáliz de mi ira; nunca más lo beberás. 23Y lo pondré en mano de tus angustiadores, que dijeron a tu alma: Inclínate, y pasaremos por encima de ti. Y tú pusiste tu cuerpo como tierra, y como camino, para que pasaran.” (Isa. 51:21-23)

 

Para comprender un  poco más la cita anterior veamos cual es la herencia de los siervos de Jehovah:

 

11Pobrecita, fatigada con tempestad, sin consuelo; he aquí que yo cimentaré tus piedras sobre carbunclo, y sobre zafiros te fundaré. 12Tus ventanas pondré de piedras preciosas, tus puertas de piedras de carbunclo, y toda tu muralla de piedras preciosas. 13Y todos tus hijos serán enseñados por Jehová; y se multiplicará la paz de tus hijos. 14Con justicia serás adornada; estarás lejos de opresión, porque no temerás, y de temor, porque no se acercará a ti. 15Si alguno conspirare contra ti, lo hará sin ; el que contra ti conspirare, delante de ti caerá. 16He aquí que yo hice al herrero que sopla las ascuas en el fuego, y que saca la herramienta para su obra; y yo he creado al destruidor para destruir. 17Ninguna arma forjada contra ti prosperará, y condenarás toda lengua que se levante contra ti en juicio. Esta es la herencia de los siervos de Jehová, y su salvación de mí vendrá, dijo Jehová.” (Isa. 54:11-17)

 

Una de las peores cosas que puede soportar el ser humano y que no debemos desear a nadie es: beber el cáliz de ira de Jehovah,… pero algo sorprendente podemos encontrar en la cita anterior y es como el pueblo que oye a Jehovah deja de beber ese cáliz, y es cuando se ponga de camino para que sus enemigos se encuentren con Cristo,…

 

Si tú, tienes enemigos o llegas tener enemigos alguna vez en la vida,… entonces es el momento que veas cuan efectiva es poner en práctica esta cita y poner a Jehovah como tú salvación,… y pongas tu cuerpo como tierra y camino para que ellos pasen, para que se encuentren con Cristo… y veras como la ira de Dios se enciende en gran manera sobre tus enemigos,… este es el momento de ser refugio para ellos, porque escrito esta:

 

1Enviad cordero al señor de la tierra, desde Sela del desierto al monte de la hija de Sion. 2Y cual ave espantada que huye de su nido, así serán las hijas de Moab en los vados de Arnón. 3Reúne consejo, haz juicio; pon tu sombra en medio del día como la noche; esconde a los desterrados, no entregues a los que andan errantes. 4Moren contigo mis desterrados, oh Moab; sé para ellos escondedero de la presencia del devastador; porque el atormentador fenecerá, el devastador tendrá fin, el pisoteador será consumido de sobre la tierra. 5Y se dispondrá el trono en misericordia; y sobre él se sentará firmemente, en el tabernáculo de David, quien juzgue y busque el juicio, y apresure la justicia.” (Isa. 16:1-5)

 

5Quebrantó Jehová el báculo de los impíos, el cetro de los señores; 6el que hería a los pueblos con furor, con llaga permanente, el que se enseñoreaba de las naciones con ira, y las perseguía con crueldad. 7Toda la tierra está en reposo y en paz; se cantaron alabanzas.(Isa. 14:5-7)

 

¿Cuáles son los beneficios que tiene el amar a nuestros enemigos,…?

 

1¡Mirad cuán bueno y cuán delicioso es habitar los hermanos juntos en armonía! 2Es como el buen óleo sobre la cabeza, El cual desciende sobre la barba, La barba de Aarón, Y baja hasta el borde de sus vestiduras; 3Como el rocío de Hermón, Que desciende sobre los montes de Sion; Porque allí envía Jehová bendición, Y vida eterna.” (Sal. 133:1-3)

 

En la nueva Jerusalén encontramos que tiene 12 puertas y en las puertas encontramos que se encuentran inscritos no solo un nombre de las 12 12 tribus de Israel, sino los nombres de las 12 tribus de Israel, veamos:

 

10Y me llevó en el Espíritu a un monte grande y alto, y me mostró la gran ciudad santa de Jerusalén, que descendía del cielo, de Dios, 11teniendo la gloria de Dios. Y su fulgor era semejante al de una piedra preciosísima, como piedra de jaspe, diáfana como el cristal. 12Tenía un muro grande y alto con doce puertas; y en las puertas, doce ángeles, y nombres inscritos, que son los de las doce tribus de los hijos de Israel” (Apoc. 21:10-12)

 

Hoy en la actualidad, estamos a menos de 15 años de cumplir 3000 años del conflicto entre Israelitas, y Palestinos,… todo por una discusión entre hermanos que suscito alrededor de los 3000 años donde los unos querían que se ponga más impuestos y los otros no querían,… lo que provoco que 10 tribus formen lo que hoy conocemos como los palestinos y dos tribus formen lo que hoy también conocemos como los Israelitas,… (1Rey. 12:1-24) Pero algo hermoso de la profecía es que este conflicto llega a su fin, veamos:

 

15Vino a mí palabra de Jehová, diciendo: 16Hijo de hombre, toma ahora un palo, y escribe en él: Para Judá, y para los hijos de Israel sus compañeros. Toma después otro palo, y escribe en él: Para José, palo de Efraín, y para toda la casa de Israel sus compañeros. 17Júntalos luego el uno con el otro, para que sean uno solo, y serán uno solo en tu mano. 18Y cuando te pregunten los hijos de tu pueblo, diciendo: ¿No nos enseñarás qué te propones con eso?, 19diles: Así ha dicho Jehová el Señor: He aquí, yo tomo el palo de José que está en la mano de Efraín, y a las tribus de Israel sus compañeros, y los pondré con el palo de Judá, y los haré un solo palo, y serán uno en mi mano. 20Y los palos sobre que escribas estarán en tu mano delante de sus ojos, 21y les dirás: Así ha dicho Jehová el Señor: He aquí, yo tomo a los hijos de Israel de entre las naciones a las cuales fueron, y los recogeré de todas partes, y los traeré a su tierra; 22y los haré una nación en la tierra, en los montes de Israel, y un rey será a todos ellos por rey; y nunca más serán dos naciones, ni nunca más serán divididos en dos reinos.” (Eze. 37:15-22)

 

Viene la pregunta del millón, ¿Cuándo las 12 tribus serán una en la mana de Jehovah,…? Es decir, ¿Cuándo será el día que los hijos de Israel,  solo se unirán no por armas de guerra,… sino el que les una sea Jehovah de los ejércitos,…? Veamos cuando será ese día:

 

No harán mal ni dañarán en todo mi santo monte, porque la tierra será llena del conocimiento de Jehová, como las aguas cubren el mar. 10 Acontecerá en aquel tiempo que la raíz de Isaí, la cual estará puesta por pendón a los pueblos, será buscada por las gentes; y su habitación será gloriosa. 11 Asimismo, acontecerá en aquel tiempo que Jehová alzará otra vez su mano para recobrar el resto de su pueblo que aún quede en Asiria, Egipto, Patros, Etiopía, Elam, Sinar y Hamat, y en las costas del mar. 12 Levantará pendón a las naciones, juntará los desterrados de Israel y desde los cuatro confines de la tierra reunirá a los esparcidos de Judá. 13 Se disipará la envidia de Efraín y los enemigos de Judá serán destruidos. Efraín no tendrá envidia de Judá, ni Judá afligirá a Efraín, 14 sino que se lanzarán contra los filisteos al occidente, y saquearán también a los de oriente. Edom y Moab los servirán, y los hijos de Amón los obedecerán. 15 Secará Jehová la lengua del mar de Egipto y levantará su mano con el poder de su aliento sobre el río; lo herirá en sus siete brazos y hará que pasen por él con sandalias. 16 Y habrá camino para el resto de su pueblo, el que quedó de Asiria, de la manera que lo hubo para Israel el día que subió de la tierra de Egipto.” (Isa. 11:9-16)

 

¿Qué tiene que considerar Israel para que la ira se aparte de ellos y produzcan frutos,…?

 

1Vuelve, oh Israel, a Jehová tu Dios; porque por tu pecado has caído. 2Llevad con vosotros palabras de súplica, y volved a Jehová, y decidle: Quita toda iniquidad, y acepta el bien, y te ofreceremos la ofrenda de nuestros labios. 3No nos librará el asirio; no montaremos en caballos, ni nunca más diremos a la obra de nuestras manos: Dioses nuestros; porque en ti el huérfano alcanzará misericordia. 4Yo sanaré su rebelión, los amaré de pura gracia; porque mi ira se apartó de ellos. 5Yo seré a Israel como rocío; él florecerá como lirio, y extenderá sus raíces como el Líbano. 6Se extenderán sus ramas, y será su gloria como la del olivo, y perfumará como el Líbano. 7Volverán y se sentarán bajo su sombra; serán vivificados como trigo, y florecerán como la vid; su olor será como de vino del Líbano. 8Efraín dirá: ¿Qué más tendré ya con los ídolos? Yo lo oiré, y miraré; yo seré a él como la haya verde; de mí será hallado tu fruto. 9¿Quién es sabio para que entienda esto, y prudente para que lo sepa? Porque los caminos de Jehová son rectos, y los justos andarán por ellos; más los rebeldes caerán en ellos.” (Oseas 14:1-9)

 

Una de las enseñanzas del millón de las enseñanzas que podemos sacar de las citas anteriores, es que no solo las doce tribus llegan a comprender que bueno es amarse los unos a los otros, sino que inclusive sus archíes enemigos llegan a amar a sus enemigos,… de tal manera será este amor,… que cuando tus enemigos que algún día fueron; cuando mueran será como si parte de tu corazón se te hubiera arrancado.

 

Y dirás, que este día no sea contado en la tierra, porque en este día murieron los capitanes de Israel que no se volvieron a Jehovah nuestro Dios,… (Zac. 9:6-7) y el salvar a uno de ellos será la corona de honra que llevaras por la eternidad. Entonces se cumplirá el siguiente pasaje de las Sagradas Escrituras:

 

2 Aquel día el Renuevo del Señor será hermoso y lleno de gloria, y el fruto de la tierra será el orgullo y adorno de los sobrevivientes de Israel. 3 Y acontecerá que el que sea dejado en Sion y el que quede en Jerusalén será llamado santo: todos los que estén inscritos para vivir en Jerusalén. 4 Cuando el Señor haya lavado la inmundicia de las hijas de Sion y haya limpiado la sangre derramada de en medio de Jerusalén con el espíritu del juicio y el espíritu abrasador,” (Isa. 4:2-4)

 

Para continuar viendo otros misterios presione aquí…

 

    flecha2 fecha  fecha