¿Qué hicieras si es el último día de tu vida?

 

Era un miércoles cualquiera, de repente fui a comer una hamburguesa de pollo, y o sorpresa la hamburguesa estaba dañada pasaron unas horas y me encontraba a horas de ser operado ya que los médicos encontraron que era  la única solución para salvar mi vida, en ese momento en la cama que estaba hasta ser operado me puse a pensar que pasaría con el mundo, y conmigo si fallecía.

 

Bueno, respecto a lo que pasaría con el mundo, lo que le dije a Dios que él tiene el control del universo ya sea conmigo o sin mí,  ya que solo yo soy el polvo de sus pies. Pero, me daba mucha pena en mi corazón ya que no pude dejar a nadie encargado la página web, que le he creado por muchos años, cuya página es: www.elmontedesion.com y que tiene muchas temas respecto a lo que he conocido de Dios durante toda mi vida, y muchos temas de ellos no han podido ser concluidos,… y veía que todo lo que hecho en mi vida quedaba a la derriba solo a la mano de Dios, ya que en mi vida Dios no me ha dado hijos hasta este entonces a los cuales dejar encargado mi página web. Por tanto, si algún día quieres ver que tiene esta página y le ves desconectada puede ser que Dios me llevo, por eso te pido que si te ingresas a esta página y vez un tema interesante lo leas lo más pronto posible y lo completes en forma perfecta y lo publiques y lo pongas en práctica,… ya que todo tema que encuentres en esta página no tiene derecho de actuar y te lo regalo como si fueras mi hijito(a),… entonces cumplirás esto que escribieron los profetas:

 

Cantad a Jehová, que habita en Sion; Publicad entre los pueblos sus obras. Porque el que demanda la sangre se acordó de ellos; No se olvidó del clamor de los afligidos.” (Sal. 9:11-12)

 

He aquí que yo hago cosa nueva; pronto saldrá a luz; ¿no la conoceréis? Otra vez abriré camino en el desierto, y ríos en la soledad. Las fieras del campo me honrarán, los chacales y los pollos del avestruz; porque daré aguas en el desierto, ríos en la soledad, para que beba mi pueblo, mi escogido. Este pueblo he creado para mí; mis alabanzas publicará.” (Isa. 43:19-21)

 

Por otro, lado cuando me puse a pensar lo que pasaría conmigo después de fallecido, lo que primero se me paso por el pensamiento fue: si seré salvo o condenado, me puse a pensar si todos mis pecados en ese momento estaba perdonados y el único que tenía que arrepentirme en ese momento era el pecado de no cuidar mi cuerpo al comer cosas que dañen mi cuerpo, como la hamburguesa de pollo que me iba a causar la muerte,… bien si es cierto, en ese momento voz puedes pedir perdón de tus pecados, y Dios te los puede perdonar,… pero hay que tener cuidado en no dejarlo todo a este momento, ya que el que Dios te perdone los pecados, no es suficiente para ir al reino de los cielos como podemos ver en la siguiente cita de las Sagradas Escrituras:

 

Los pecadores se asombraron en Sion, espanto sobrecogió a los hipócritas. ¿Quién de nosotros morará con el fuego consumidor? ¿Quién de nosotros habitará con las llamas eternas? El que camina en justicia y habla lo recto; el que aborrece la ganancia de violencias, el que sacude sus manos para no recibir cohecho, el que tapa sus oídos para no oír propuestas sanguinarias; el que cierra sus ojos para no ver cosa mala” (Isa. 33:14-15)

 

Los versículos anteriores son claros antes de morir y morar con Dios, como puedes ver no está tan solo en que pidas perdón de tus pecados o que te hagan una misa hermosa para que encuentres el perdón,  o estas rodeado de pastores y seas ungido con muchos oleos, si piensas así solamente serás un hipócrita más que a muerto, que no hallado la salvación en toda su vida,... ya que los versículos de Isaías anteriores dicen que si quieres morar con Dios entre las llamas eternas, hay que aprender a caminar en justicia, hablar lo recto, aborrecer las ganancias de violencia,… y eso no lo puedes hacer a unas horas antes de morir,… tienes que aprender y hacer esto en tu vida y entonces llegaras tranquilo el día de tu muerte,… Y aunque tu sepelio no vaya nadie a verte, y en tu muerte tal vez la única persona que llore será tu esposo o esposa si tienes,… recuerda esto que escribió el profeta Isaías:

 

Perece el justo, y no hay quien piense en ello; y los piadosos mueren, y no hay quien entienda que de delante de la aflicción es quitado el justo. Entrará en la paz; descansarán en sus lechos todos los que andan delante de Dios.” (Isa. 57:1-3)

 

Bien como pueden ver, después de operarme dos veces el mismo día, Dios me dio aun todavía la vida,… no sé hasta cuando tal vez sea solo para escribirte estas palabras o algo más,…

 

Para ver otro misterio,… CLICK AQUI…

 

          flecha2  fecha  fecha

                         INICIO