Mar de Vidrio

 

¿Dónde hay un mar de vidrio,…?

 

2Y al instante yo estaba en el Espíritu; y he aquí, un trono establecido en el cielo, y en el trono, uno sentado. 3Y el aspecto del que estaba sentado era semejante a piedra de jaspe y de cornalina; y había alrededor del trono un arco iris, semejante en aspecto a la esmeralda. 4Y alrededor del trono había veinticuatro tronos; y vi sentados en los tronos a veinticuatro ancianos, vestidos de ropas blancas, con coronas de oro en sus cabezas. 5Y del trono salían relámpagos y truenos y voces; y delante del trono ardían siete lámparas de fuego, las cuales son los siete espíritus de Dios. 6Y delante del trono había como un mar de vidrio semejante al cristal; y junto al trono, y alrededor del trono, cuatro seres vivientes llenos de ojos delante y detrás.” (Apoc. 4:2-6) Obsérvese que delante del trono establecido en el cielo,… hay un mar de vidrio,…

 

Ahora si recodamos que el trono de Dios,… puede ser Jerusalén:

 

14Convertíos, hijos rebeldes, dice Jehová, porque yo soy vuestro esposo; y os tomaré uno de cada ciudad, y dos de cada familia, y os introduciré en Sion [que es Jerusalén o la ciudad de verdad (Sof. 3:14-20; Zac. 8:1-17)]. 15y os daré pastores según mi corazón, que os apacienten con ciencia y con inteligencia. 16Y acontecerá que cuando os multipliquéis y crezcáis en la tierra, en esos días, dice Jehová, no se dirá más: Arca del pacto de Jehová; ni vendrá al pensamiento, ni se acordarán de ella, ni la echarán de menos, ni se hará otra. 17En aquel tiempo llamarán a Jerusalén [la ciudad de verdad (Zac. 8:1-17)]: Trono de Jehová, y todas las naciones vendrán a ella en el nombre de Jehová en Jerusalén [la ciudad de verdad (Zac. 8:1-17)]; ni andarán más tras la dureza de su malvado corazón,.. 22Convertíos, hijos rebeldes, y sanaré vuestras rebeliones. He aquí nosotros venimos a ti, porque tú eres Jehová nuestro Dios. 23Ciertamente vanidad son los collados, y el bullicio sobre los montes; ciertamente en Jehová nuestro Dios está la salvación de Israel.” (Jer. 3:14-23)

 

Entonces, el mar de vidrio puede estar delante de Jerusalén,… siempre y cuando que el trono establecido en el cielo, sea el trono de Jehovah que habla Jeremías 3:14-23 lo que sí es factible ya que el trono de Jehovah es el cielo,… y Jerusalén es la ciudad del gran rey,… veámoslo:

 

34Pero yo os digo: No juréis en ninguna manera; ni por el cielo, porque es el trono de Dios; 35ni por la tierra, porque es el estrado de sus pies; ni por Jerusalén, porque es la ciudad del gran Rey.” (Mat. 5:34-35)

 

Document made with Nvu