Los probaré como se prueba el oro

 

¿Quién es probado y saldrá como oro?

 

10Mas él conoce mi camino; Me probará, y saldré como oro. 11Mis pies han seguido sus pisadas; Guardé su camino, y no me aparté. 12Del mandamiento de sus labios nunca me separé; Guardé las palabras de su boca más que mi comida.” (Job. 3:10-12) ¿A quien prueba Jehovah?  5Jehová prueba al justo; Pero al malo y al que ama la violencia, su alma los aborrece.” (Sal. 11:5; Ver además Jer. 20:12) ¿Qué prueba Dios justo? 9Fenezca ahora la maldad de los inicuos, mas establece tú al justo; Porque el Dios justo prueba la mente y el corazón.” (Sal. 7:9 Ver también Prov. 17:3; Jer. 17:9-11)

 

¿Qué produce la prueba?

 

3Y no sólo esto, sino que también nos gloriamos en las tribulaciones, sabiendo que la tribulación produce paciencia; 4y la paciencia, prueba; y la prueba, esperanza; 5y la esperanza no avergüenza; porque el amor de Dios ha sido derramado en nuestros corazones por el Espíritu Santo que nos fue dado.” (Rom. 5:3-4) ¿Qué produce cuando es probada la fe de uno? 2Hermanos míos, tened por sumo gozo cuando os halléis en diversas pruebas, 3sabiendo que la prueba de vuestra fe produce paciencia.” (Sant. 1:2)

 

¿Quiénes al tiempo de la prueba se apartan de la palabra de Dios?

 

5El sembrador salió a sembrar su semilla (la palabra de Dios Luc. 8:11); y mientras sembraba, una parte cayó junto al camino, y fue hollada (estos son los que oyen, y luego viene el diablo y quita de su corazón la palabra, para que no crean y se salven. Luc. 8:12), y las aves del cielo la comieron. 6Otra parte cayó sobre la piedra; y nacida, se secó, porque no tenía humedad. (13Los de sobre la piedra son los que habiendo oído, reciben la palabra con gozo; pero éstos no tienen raíces; creen por algún tiempo, y en el tiempo de la prueba se apartan Luc. 8:13) 7Otra parte cayó entre espinos, y los espinos que nacieron juntamente con ella, la ahogaron. (éstos son los que oyen, pero yéndose, son ahogados por los afanes y las riquezas y los placeres de la vida, y no llevan fruto.) 8Y otra parte cayó en buena tierra, y nació y llevó fruto a ciento por uno.... 15Mas la que cayó en buena tierra, éstos son los que con corazón bueno y recto retienen la palabra oída, y dan fruto con perseverancia.” (Luc. 8:5-15)

 

¿Cómo ser probados?

 

3Porque el que se cree ser algo, no siendo nada, a sí mismo se engaña. 4Así que, cada uno someta a prueba su propia obra, y entonces tendrá motivo de gloriarse sólo respecto de sí mismo, y no en otro; 5porque cada uno llevará su propia carga.” (Gál. 6:3-4) ¿Qué hay que tener presente cuando uno es probado? 12Amados, no os sorprendáis del fuego de prueba que os ha sobrevenido, como si alguna cosa extraña os aconteciese, 13sino gozaos por cuanto sois participantes de los padecimientos de Cristo, para que también en la revelación de su gloria os gocéis con gran alegría. 14Si sois vituperados por el nombre de Cristo, sois bienaventurados, porque el glorioso Espíritu de Dios reposa sobre vosotros. Ciertamente, de parte de ellos, él es blasfemado, pero por vosotros es glorificado. 15Así que, ninguno de vosotros padezca como homicida, o ladrón, o malhechor, o por entremeterse en lo ajeno; 16pero si alguno padece como cristiano, no se avergüence, sino glorifique a Dios por ello. 17Porque es tiempo de que el juicio comience por la casa de Dios; y si primero comienza por nosotros, ¿cuál será el fin de aquellos que no obedecen al evangelio de Dios? 18Y: Si el justo con dificultad se salva, ¿En dónde aparecerá el impío y el pecador?  19De modo que los que padecen según la voluntad de Dios, encomienden sus almas al fiel Creador, y hagan el bien.” (1Ped. 4:12-19)

 

¿Quién no será probado de la hora de la prueba que ha de venir sobre el mundo entero?

 

10Por cuanto has guardado la palabra de mi paciencia, yo también te guardaré de la hora de la prueba que ha de venir sobre el mundo entero, para probar a los que moran sobre la tierra.” (Apoc. 3:10)

 

¿Cuál es la consecuencia de resistir la prueba?

 

12Bienaventurado el varón que soporta la tentación; porque cuando haya resistido la prueba, recibirá la corona de vida, que Dios ha prometido a los que le aman.” (Sant. 1:12)

 

  Document made with Nvu